Reflexiones al desnudo

Por Lully, cofundadora equinoXio… Bienvenidos todos a este reflejo de mi mundo real femenino

Archivo para febrero, 2006

Noviazgo posesivo al desnudo

“Cuando Nos apegamos a algo, congelamos nuestro deseo, lo alejamos de esa fluidez y esa flexibilidad infinitas y lo encerramos dentro de un rígido marco que obstaculiza el proceso total de la creación”.

Deepak Chopra

.
.

(Esta es una confidencia que les hago a mis lectores. La razón de ser de este blog es así: AL DESNUDO y mis letras han sido, son y serán realidad).

Tenía un mundo diferente, estaba vinculada a grupos juveniles, era catequista de niños para preparatorias de confirmación y primera comunión, hacía parte de un grupo de guías turísticas, viajaba muchísimo y asistía a múltiples conferencias; tenía mi entorno de amistades, de compañeros, de vecinos y todo esto me fortalecía. Ah! también estaba encaprichada con un novio que casí no logra aceptar mi cambio.

Un día conocí el amor, DEJÉ TODO MI MUNDO ANTERIOR ATRÁS, dejé de estudiar, de leer, de compartir más con mi familia, anulé mis amistades, no salía a fiestas ni reuniones de compañeros de trabajo, en los eventos centrales de la empresa, él me esperaba en el club sede pero en un salón continuo o si era un evento en restaurante se ubicaba en otra mesa hasta que terminará y me llevaba a casa. Me agradaba sentirme tan reconocida y amada por él y no lo veía como celos, como sí lo percibía mi entorno, pero me argumentaba que era protección y yo le creía (eso sí cuando salíamos no me permitía mirar a nadie)

La diferencia de edades (es 31 años mayor) no interfería en que disfrutara plenamente de su compañía porque siempre ha sido muy juvenil y bien parado en todo el sentido de la palabra. Hacíamos salidas a diferentes sitios dentro y fuera de la ciudad a veces acompañados por parientes o amigos, pero estábamos los dos identificados el uno al otro. La única lectura que hacía era con la prensa o revistas en un aeropuerto, al lado de una piscina o en la playa. No me permitía ir a lugares públicos (de hecho la "virginidad" de estadio para ver futbol la vine a perder en noviembre del año pasado). No me permitía ir sola al centro de Medellín y cuando era muy necesario me acompañaba (recuerdo y las cuento: una entrevista laboral en Banco de Occidente, una apertura de una cuenta en CONAVI y dos citas de oftalmología). Todos los días me recogía en la oficina, merendábamos o cenabamos y luego me dejaba en casa.

Para él soy su reina, yo sufría mucho cuando él se ausentaba porque no concebía mi vida sin él, era muy amor y yo disfrutaba de sus conversaciones, afectos, atenciones, conciertos, cenas con música en vivo de saxofón, violín, piano; me acompañaba de compras a los centros comerciales y hasta me llevaba al salón de belleza porque le gustaba verme bonita y que sus amigos me admiraran "de lejos", no permitía que fuera al gimnasio y más bien me compró una bicicleta estática y otros accesorios para trabajarlos en mi hogar. Lo tenía todo a su lado y adoraba su buen gusto pero era muy posesivo.

Se presentó un negocio muy bueno y vendió su empresa para irse a otra ciudad, me pidió que nos casáramos y que viviéramos allá pero existían unos factores muy determinantes que me lo impedían y que comentaré en otro post (es otra historia), por lo cual muy a mi pesar decidí seguir de novia a la distancia.

Pensé que sería más traumático pero reaccioné; pude ver otras luces en el camino fue como un despertar y hoy puedo decir que ESTUVE PERDIDA DEL MUNDO POR VARIOS AÑOS pero logré volver a hacer mi propia vida y tener mi libertad… en varias oportunidades he viajado allá y periódicamente el viene a mí… todavía estoy pensando qué resolver pero lo cierto es que estoy feliz así más independiente y SIN APEGOS.

La foto fue bajada de aquí
2 comentarios

Desnudándolo… ¿él es sincero?



“Los sentimientos sin sinceridad son defensas…
El espacio sin sinceridad nunca puede ser aquí
Sin sinceridad no hay crecimiento real
Sin sinceridad no hay libertad
Sin sinceridad no hay esperanza
Sin sinceridad nada es real
Sin sinceridad nada es”.
(David Viscott)


.
.

.

Cuando estaba entrando al bachillerato, invité a unos compañeros a estudiar en mi casa, “la muchacha del servicio” de ese entonces (ahora es otra y por dos días), los atendió con unos deliciosos jugos naturales y momentos después, cuando ellos se encontraban saboreándolos, llegó mi hermanito menor y gritó con cara de asombro a uno de ellos: “¡Usted está tomando en el vaso donde había un mosquito, pero tranquilo que yo ayudé a sacarlo de ahí y no se ahogó!”. Todos nos miramos y yo quería desaparecer a mi querido angelito, pero el afectado directo se sonrió y dijo: “Admiro mucho la sinceridad de los niños”.

Esta experiencia la conservo perennemente por lo bochornoso de la situación y básicamente por la lección de vida que nos brinda la autenticidad de los menores, por supuesto aplica también la valiosa reacción de quien fuera luego mi primer noviecito de secundaria; se caracterizó por su diplomacia y clase para manejar situaciones y cuidar “mi espalda” con prudencia, y esa vez no fue la excepción -demostrándome sus afectos- (Como envidio hoy a las mujeres ángeles femeninas del cielo, quienes deben de estar encantadas con su presencia allá por su sinceridad y gallardía).

Indudablemente uno de los valores que más me cautivan es la transparencia y libertad con la que me expresen sin disfraz de pensamiento, las ideas, vivencias, cotidianidades… por simples que parezcan, igual, siempre las voy a aceptar con naturalidad -esto aunque parezca insignificante es notable, enriquece una relación amorosa, sentimental, afectuosa o de amistad-.

MANIFESTAR LA VERDAD (“AL DESNUDO”) es el espacio de la confianza, es abrirse a la armonía de vivir plenamente. POR ESO HOY TENGO SENTIMIENTOS ENCONTRADOS porque he detectado en "Él" varias inconsistencias, varias mentiras, varios detalles que me oculta innecesariamente. No se porque lo hace ni lo justifico en lo más mínimo. ¿Acaso carece de madurez emocional?, ¿Acaso quiere hacerme creer algo para quedar bien conmigo?, ¿Acaso será su orgullo machista?, ¿Acaso me cree tan ingenua o DES-INTELIGENTE?…Tengo éstos y otros cuestionamientos que no quiero seguir enumerando porque tampoco sé que me causa, no se si es coraje, no se si es tristeza; es más no quiero saberlo hoy ni mañana, quizás este semana o la otra… y tal vez este post debiera tener otro nombre, PERO NO PERMITIRÉ QUE LA ACTITUD DESLEAL DE "ÉL" ME SIGA AFECTANDO.

2 comentarios

Acoso sexual al desnudo


.
.
.
.

“En ocasiones la vida es una maraña o un acertijo que no sabes descifrar y las fatalidades te abruman. Es el momento de perseverar sin desmayar,enfrentar los miedos y no sucumbir a la desesperación”. (Gonzalo Gallo González)
.

.
.
.

..
.

Hace algunos años pasé por un lugar empresarial muy agradable y no dudé en enviar mi hoja de vida; tenía deseos de cambiar de empleo y ésta podría ser la oportunidad. Efectivamente me llamaron pasé todas sus entrevistas y en menos de quince días ya me encontraba allí.

Desde un comienzo tuve muy buena aceptación y el recibimiento fue muy agradable –especialmente por el entorno masculino-, no obstante, tenía la sensación de que había algo en el ambiente que no encajaba (mi percepción, que por cierto la tengo muy desarrollada) Fueron pasando los días, los meses… y el Interés de dos de los accionistas hacia mí era más evidente. Al parecer, ahora que lo pienso mejor, era como un trofeo o apuesta que se estaban disputando los muy “convencidos caballeros prostáticos”. Sus llamadas eran continuas, me vinculaban a actividades laborales que indirectamente tenían que ver con mi cargo, su deferencia para con migo era más que especial. En un comienzo no lo admití y luego me negaba a que fuera real.

Un día en un encuentro nacional previo a mis vacaciones, el accionista 2 me invitó a acompañarlo a un viaje al mar, a lo cual me negué explícitamente pero con mucha clase. Él asumió la gerencia en otra ciudad y desde allí comenzó a emitir influencias negativas, lo cual sorteaba con dificultad en el día a día.

De otro lado el accionista 1, no dejaba de pasar a saludarme cada mañana antes de entrar a sus labores. Cogió la costumbre de llamarme a su oficina y esto se incrementaba con el transcurrir de los días (yo daba gracias cuando él salía de viaje) Sus miradas comenzaban a traspasar la textura de mis trajes y como si quisiera despojarme de mis bra y mis tanguitas brasileras, yo comenzaba a tratarlo con prevención porque aunque no era irrespetuoso, se iba adentrando en temas cotidianos, familiares, personales y hasta me había pedido infructuosamente trabajar con él en otra de sus empresas como asistente directa. Un día cuando entraba a su oficce, trató de palpar mis caderas, yo lo esquivé y alcanzó a rozar un poco… ¡UFFFFF! ¡SENTÍ MI ROSTRO SONROJARSE AL MÁXIMO NIVEL, TUVE UNA REACCIÓN IRRITABLE Y LE HABLÉ DESAFORADAMENTE PERO CON ARGUMENTOS, DE LOS VALORES, LOS PRINCIPIOS, EL MACHISMO… FINALMENTE SALÍ DE ESE SITIO.

Las semanas posteriores fueron las peores de toda mi existencia, en repetidas ocasiones me enojaba porque me decía por teléfono que subiera y me sentará sobre su escritorio, que él sabía que me gustaba y que no dejara pasar esta oportunidad de sentir un verdadero hombre, que él me deseaba mucho y que lo besara y le permitiera acariciarme y sentir mis relieves (parecìa incansable con su insistencia a mi negativa); sufrí algunos de los efectos que experimenta una víctima del acoso sexual: estrés emocional, humillación, ansiedad, insomnio, impotencia, fatiga… me solicitaban que liderará cócteles de reuniones posteriores a las horas laborales… En fin, ¡fue terriblemente horrible!; obviamente me preocupaba quedar desempleada y así sucedió pero salí con la frente en alto y con la convicción de haber tomado una decisión correcta en mi vida. ¡Hoy estoy feliz en otra gran empresa que además tiene como una de las normas la no vinculación sentimental entre sus empleados!

P.D.: Buscando la foto de este post, pedía acoso sexual y me aparecían fotos del cantante Michael Jakson, ¿Paradójico?

3 comentarios

Invitación: reír al desnudo



.
.
.

“La prueba más clara de la sabiduría es la alegría continua” (Michael Montaigne)


.
.
.

.

Me desperté una mañana en un cuarto de una clínica de Medellín, el sol me acariciaba suavemente al entrar por la ventana, observé un ramo de flores y frutas, el entorno era agradable y cómodo, supe de inmediato que estaba bien; sin embargo, experimenté un gran vacío (era la soledad)… de repente, sonó una risa que se me hizo familiar y más parecía una carcajada y LLENÓ DE ALEGRÍA TODO MI SER, claro sí, era mi padre que estaba en compañía de mi madre a la entrada de la habitación y platicaban en forma cordial, entonces me quede escuchándolos gratamente hasta que se percataron de mi despertar –AUN PERMANECE ESE DULCE MURMULLO-SONRIENTE EN MIS SENTIDOS AUDITIVOS-

La paz íntima que nos brinda una sonrisa sincera hace que el otro ser humano obtenga el mismo efecto y máxime si procede de un espíritu bien conformado: con buen sentido del humor. Además de obrar como un imán sobre los demás, embellece el rostro y tiene un efecto medicinal como es el de liberar endorfinas en el cerebro (sustancias químicas que están relacionadas con el placer, la paz y el bienestar).

Según los especialistas (basados en múltiples descubrimientos modernos), la Risoterapia es un método excelente para combatir el estrés y recomiendan practicarla como hábito saludable ojalá a carcajadas siquiera dos veces al día. Afirman también que está siendo incluida por algunos médicos con planes novedosos.

Hay otros medios que nos liberan de las cargas emocionales y precisamente ahora con las celebraciones por el aniversario del nacimiento del genio musical MOZART, reinciden los comentarios en que su música incentiva la inteligencia pues toca fibras que nos extasían y nos dan completa tranquilidad. Pues todos tenemos el disfrute de la alegría de reír, es natural y no tiene ningún costo material; nos evita las consecuencias graves que genera el estrés, abre la mente e incentiva y fortalece integralmente.

El humor está representado en alto porcentaje dentro de la literatura; en “Hay Festival” celebrado en Cartagena, el argentino ROBERTO FONTANARROSA fue reconocido por sus colegas como el escritor del encuentro y ¡valga destacar su literatura humorística! A propósito, no quiero dejar de citar a un gran triunfador en el tema como lo es nuestro premio NOBEL de literatura, Gabriel García Máquez, fiel exponente de su “mamadera de Gallo” en sus diferentes obras y más específicamente en “100 años de Soledad”.

Sea ésta pues una exhortación para que tomemos esto como estrategia de vida (no venimos a sufrir, ¿o si?). Asumámoslo como una gran compañía que nos llene de armonía y nos proyecte… ¡A SONREIR, A REIR, Y PORQUÉ NO, A DISFRUTAR DE PRONTO DE UNA BUENA CARCAJADA!

2 comentarios