Reflexiones al desnudo

Por Lully, cofundadora equinoXio… Bienvenidos todos a este reflejo de mi mundo real femenino

Archivo para agosto, 2007

Desnudos

 .

.

.Tanta desnudez puede volverse insoportable, la fórmula no es infinita”.

 (Silva, Revista Cambio)

 

.

Cuando estoy con él en mi apartamento, en las primeras horas de la mañana, los únicos trajes que cubren nuestra humana geografía, son nuestras mutuas miradas acariciadoras y calurosos mantos de felicidad. Aprendemos de memoria nuestros cuerpos desnudos mientras realizamos diferentes actividades, compartiendo así, de manera natural, nuestra intimidad. Esa confianza entre los dos, me hace añorar esos prolongados espacios mañaneros de delicioso ambiente, sin inhibiciones, cuando él no está conmigo.

Algunos catalogan los desnudos como una obsesión del ser humano, otros como fetiches para levantar la libido de espectadores voyeristas… El desnudo humano suele causar sensaciones cautivadoras que actúan en nuestros sentidos con niveles estimulantes y variados de extrema sensualidad, pero para el neoyorquino Spencer Tunick, famoso por sus fotografías de multitudes desnudas, se trata de actividades artísticas. Y lo demostró con su contribución a la campaña de protección del medio ambiente, para sensibilizar a la comunidad internacional del peligro del calentamiento de la atmósfera, reuniendo 600 personas en el glaciar suizo de Aletsch. También ha hecho desnudos múltiples en diferentes países del mundo incluyendo Ciudad México, en la Plaza del Zócalo donde posaron cerca de 20.000 personas. 

Lo cierto es que los desnudos de hoy están marcando la pauta en los medios. El cubrimiento del cuerpo humano que inicialmente fue adoptado por el hombre para protegerse del frio, ha dado un giro y, en la actualidad, desfilan desnudas, modelos, periodistas, artistas, cantantes, actrices y actores en diferentes medios de comunicación quienes se lucran con elevados resultados económicos. Yo mencionaba algunos casos en la mujer al desnudo y se evidencia en revistas como  Interviú de España, por poner un ejemplo, donde se han estado desnudando actrices colombianas como Paola Rey, Ana Lucía Domínguez y Zharick León, y recientemente la cantante internacional Mariah Carey. También en  Playboy  una larga lista encabezada por la diva mundial Marilyn Monroe. En la revista SoHo marcó records de ventas el desnudo de la diva de Colombia Amparo Grisales y le antecedieron la cantante colombiana Marbelle y la actriz Colombiana Carla Giraldo, entre otras. Y ahora se anuncia que Catalina Sandino se desnudará en su nueva película Sorah the hottest State.

Los desnudos seguirán siendo la comidilla del día a día, por lo tanto no estoy de acuerdo con la frase que referencio al comienzo del señor Silva; considero que siempre habrán nuevas personalidades y existirá la curiosidad humana por ir más allá de unas tanguitas o un bóxer… ¿Pero en realidad la curiosidad masculina está por encima de la femenina? Es cierto que nuestros adorables tormentos están a la expectativa de cualquier desnudo, y de ahí que destapes como el de Janet Jackson cuando mostró su pezón y el que el viento le causó a Beyoncé cuando el aire le levantó el traje mientras bailaba y dejó al descubierto su exhuberante cuerpo, sean un éxito. Pero, ¿Y los hombres?  

La revista Soho, como otros medios, busca las respuestas. Después de muchos desnudos femeninos ahora se prepara para desvestir un galán y al parecer es Rafael Novoa el escogido, protagonista de la nueva telenovela del canal RCN de Colombia, “Pura sangre”. Y según se dice, el desnudo será explícito, es decir, con todo incluido. Les pregunto, amables lectores. ¿Están ustedes de acuerdo con el desnudo masculino? ¿A quién les gustaría ver desnudo o desnuda?

PD: Los invito a leer la entrevista que le hice, en la sección de equinoXio, Al desnudo en mi balcón, a Carmen, la creadora de la "Unión de bloggers hispanos". Bienvenidos sus comentarios.

Tags:
90 comentarios

Te amo, al desnudo

.
.
.

.
(…)

—¿Por qué nunca dices que me amas?

—¿Para qué? Adivínalo. Si te lo estuviera recordando a toda hora te aburriría y dejarías de amarme” (…)”.

 
Gonzálo Arango (Un seductor diario)

 

..
..
.
.

Hay dos palabras que un hombre no debe omitir en una relación amorosa, son las más sonoras. En lo personal, es música que acaricia mi alma y dejo que penetre profundamente por mis sentidos auditivos: TE AMO.

Leyendo al blogger Ignacio me inspiré en este escrito. Las mujeres somos auditivas por naturaleza, es un hecho innegable. Obvio, hay un engranaje de detalles que nos enamora, como un obsequio sorpresa, una llamada imprevista, sabernos respaldadas, deseadas, percibir que están pendientes de nosotras… nos extasiamos de tener a nuestro amado susurrándonos al oído palabras hermosas pero, sobre todo, escuchar ese elocuente TE AMO.

Adoro cuando las sábanas caen al piso, nuestros cuerpos desnudos se consienten y él en medio de mi desesperada excitación, me musita te amo, al ritmo de su galopar de comienzo y… cuando jadeantes nuestras voces se pierden en el éxtasis y luego en el abrazo final que cobija nuestro sueño.

No se sorprendan amigos lectores cuando ellas les hagan esa constante pregunta. La encuentro muy válida y aquí difiero del escritor Gonzalo Arango con la frase de comienzo. Él me lo dice siempre que me da amorosos besitos y luego me mira a los ojos. Sin embargo, esa dulce melodía que despierta en mí, me hace preguntarle de nuevo: ¿Me amas?

Cuéntenme amables lectores, ¿acostumbran intercambiar esos TE AMO?

*****

Los invito a leer la entrevista que le realicé en la sección de equinoXio, Al desnudo en mi balcón, a un  joven blogger dominicano que se constituye en un ejemplo para la blogosfera.

Tags:

La foto fue bajada de aquí
93 comentarios

Amor por Internet, al desnudo

 

.
.
El hombre que no ha amado apasionadamente ignora la mitad más hermosa de su vida”
.
 
 
.
.
.
Hoy les confieso a ustedes, mis queridos lectores, uno de mis mayores secretos: soy una de las mujeres felices que sucumbió al amor por Internet. Él atravesó las fronteras desde un lejano país cuando conoció mi página y en muy poco tiempo hizo que me olvidara de todo lo demás. Había algo en él que me hacía sentir segura, protegida y amada. Me sedujo su inteligencia y su equilibrio emocional, al igual que su sentido del humor y su sensualidad. Él hizo despertar en mí una ultra sensorialidad mayor. Hicimos el amor muchas veces, nos robamos nuestras almas, recorrió mi cuerpo, invadió mis sentidos, provocándome una y otra vez orgasmos profundos y, al final, el éxtasis que sólo provoca la plenitud completa con la pareja. La relación seguía siendo virtual y pese a que me estaba enamorando de él, no me atrevía a romper el noviazgo de muchos años, aunque cada vez me distanciaba del novio de entonces. “Espera a que nos conozcamos físicamente” le dije varias veces a mi caballero encantador, cuando me manifestaba su deseo de formalizar lo nuestro.
 
Un día, ¡por fin nos vimos! no me dejó tiempo para la timidez. Sonreímos, me abrazó y sentí su geografía firme a través de mi vestido rosa, fue un roce corto e intenso. De inmediato percibí sus manos varoniles rodear mis cabellos y mi rostro para posar su boca entre la mía hasta llenarme de besitos condenatorios a la sublimidad infinita del amor, -los mejores besitos vibrantes que he recibido- hicieron perder el brillo cosmético de mis labios y a mediano plazo el cristal de mi seguridad femenina. Las mariposas volaban y rebotaban entre nuestros ombligos y parecía que quisieran salir por mi sexo, pero volvían a subir y salpicar mis entrañas. Me abrazó, me cogió del talle, caminé a su lado dichosa mientras él me sustraía algunos suspiros, cuando en forma sutil bajaba su mano por donde la espalda pierde su casto nombre, me sentía levitar pero convencida, ahora sí, de que el amor que había nacido en Internet era real. De ahí en adelante comencé una nueva historia a su lado, que día a día se fortalece. Llevamos quince meses de noviazgo, de intimidad desbordante, de sinceridad, de confianza, de amor verdadero, de apoyo mutuo y, lo mejor, como si nos conociéramos de toda la vida. ¡Nos complementamos!
 
Por eso, he contemplado gozosa otras historias de amor por Internet, como la de Marely de México y su novio cubano, el de la princesa Dariak de Argentina y Cinque el mexicano, el de DRuCy de República Dominicana y Franci de Italia. Si, amables lectores, el amor por Internet es posible y muchas veces se convierte en una hermosa realidad como la mía y hago fuerza para que otras historias, como la que reseñó equinoXio  y que fue noticia en el Nuevo Herald sobre la cubana Yaditza López que escapó de su país por mar para encontrarse con su novio en La Florida, el cubano Alex Menéndez, también tengan un final feliz.
 
Es normal encontrar por Internet páginas especialmente diseñadas para unir parejas, pero también como en mi caso a través de la blogosfera. Créanme, es una experiencia fascinante. Internet es sólo un medio para conocer personas, pero a veces, encontramos a través de la red a seres maravillosos que pueden cambiar nuestra vida. Soy un ejemplo vivo de ello. ¿Y ustedes, mis lectores, se arriesgarían? 

La foto fue bajada de aquí 

100 comentarios

Video de Johanna Cardona, al desnudo



 
"En un espíritu corrompido no cabe el honor"
Tácito
 
 
 
 
El año pasado Barranquilla, Colombia, fue estremecida por las imágenes que circularon en Internet con la golpiza que le propinó Rafael Dangond Lacouture a su esposa Lizzteh Ochoa. Ahora aparece un video desde esa misma ciudad y genera de nuevo conmoción. Dicho video muestra las relaciones sexuales entre Johana Cardona, una periodista que trabajó para el canal de su región TB3 y su ex novio Oscar Crespo, un universitario.
 
El video porno tiene una duración de 19 minutos y muestra a los dos jóvenes haciendo el amor ante la cámara de un celular, de común acuerdo. El video no tiene nada de especial salvo expresiones apasionadas propias de dos amantes y el desenlace un poco rápido de él, para frustración de ella. El video lo protagonizaron ambos al cumplir su primer aniversario de romance, en enero de 2007, pero después de finalizar el noviazgo, él comenzó a jactarse entre su entorno de poseer las imágenes y presionaba a Johana Cardona para que volvieran a estar juntos.
 
Hace pocos días, el video comenzó a circular en Internet y Johana Cardona lo denunció penalmente a través del abogado, Armando Blanco, por delitos contra la autonomía personal (Violación a la intimidad, injuria, extorsión y pornografía), dice que su dignidad ha sido violada y agregó para El Tiempo: “Pido buen escarmiento para él”.

Por su parte, su ex novio, manifestó a la W radio:

"yo en ningún momento he mostrado el video, no lo vendí y no sé como llegó el video a internet. Yo no tengo la culpa. Yo era el único que tenía el video físico porque estaba en mi celular, pero yo lo vendí y se me olvidó borrar el video, después me devolví al sitio donde había vendido mi celular y lo borré, pero no se que haya podido pasar". 

La excusa no me parece creíble. Es claro que el “señor” estaba chantajeando a Johana Cardona para obligarla a seguir con él y, herido por el rechazo, difundió el video, aunque no se imaginó que tuviera tanta trascendencia e, incluso, consecuencias penales. Menos mal, Johana tuvo la valentía de afrontarlo. La entiendo porque yo viví un hecho incómodo que narré en Laura Acuña al desnudo, donde alguien quiso tenerme a su lado con engaños e intimidaciones. Lo mío no fue por un video, no, -menos mal nunca tuve sexo con él- pero sí amenazó con ponerme en evidencia mostrando fotos mías, sabiendo el perjuicio que podía causarme en mi trabajo, debido a la temática íntima sobre la que se basa mi blog.
   
El romance nos lleva a vivir momentos plácidos,  pero cuando éste se acaba no debemos tolerar actos dañinos, debe terminar en forma civilizada, dejando de lado las represalias o amenazas que se pueden concretar en actos que van en detrimento de ambos, como le sucedió a Johana Cardona, quien terminó con su novio por su infidelidad, exponiéndose a su venganza. Yo me alejé de quien quiso chantajearme por su inmadurez emocional. Menos mal supe detectarlo a tiempo, no fui más allá de un flirteo y evité dificultades posteriores. Se debe aceptar cuando en una relación sentimental se pierde la magia y si uno de ellos toma la decisión de terminar, debe respetarse, guardar los buenos recuerdos y seguir adelante. 
 
El video no lo muestro por respeto a mi género. Es más, este hecho me parece indignante. No hay excusa para dejarse utilizar, ni mucho menos para permanecer en silencio. Denuncien con oportunidad para evitar males mayores. Eso sí elijan bien a sus parejas y si ven que no les conviene retírense a tiempo.
 
Amables lectores: ¿Alguna vez se han equivocado al elegir amorosamente? 

La foto fue bajada de aquí 

Tags:

82 comentarios