Reflexiones al desnudo

Por Lully, cofundadora equinoXio… Bienvenidos todos a este reflejo de mi mundo real femenino

Archivo para agosto, 2008

Cómo enloquecerlo en la cama

"En el amor no hay crímenes ni delitos, sólo falta de buen gusto".

 (Paul Géraldy)

 
Ambos estamos deseosos, pronto nos reuniremos. Los días se aproximan y, con ellos, ese extraordinario revoloteo de "mariposas" subiendo y bajando en mi interior, mientras me pregunto ¿Cómo serán esos días nuestros? cavilo, quiero que sean inolvidables y más intensos que los vividos. No me aguanté y le pregunté: ¿Qué te haría enloquecer en mi cama?  Y con voz susurrante así me contestó: "Que seas tú misma, tengo el deseo creciente de estar a tu lado, sólo contigo como la reina de mis fantasías y de mi corazón”. (No me apena decirlo, empiezo a escribir esto y las sensaciones se apoderan de mi cuerpo inquieto). Sí, seré yo misma, por ello, he pensado sorprenderlo con estas diez maneras que ideé para enloquecerlo en la cama:
 
1.    Me vestiré con mi propia sensualidad para hacer una orgía del tacto, con besos, caricias que lo sorprendan y poses nuevas para hacerle el amor en escenarios inesperados.
 
2.    No incurriré en el "analfabetismo erótico". Quiero perderme en su anatomía y penetrar en sus puntos "G" másculinos; repasaré la frescura de mis tetas por su espalda, palparé su prominencia, presionaré su perineo con suavidad y seguiré… para llevarlo a sentirse como lo que es, el REY de mis sueños. Él siendo tan varón, también es ultra sensorial.
 
3.    No me cohibiré al sentir su cercanía, me expresaré sin inhibiciones con sonrisas, movimientos insinuantes, gestos, gemidos… le haré repasar mis febriles excitaciones y  preferencias candentes.
  
4.    Me vestiré insinuante para ser desvestida por él. Pero luego lo recibiré dentro de mí con el trajecito del amor.
 
5.    Llevaré la iniciativa también, quiero ser proactiva en mi cama para jugar con la imaginación de volverlo todo realidad.
  
6.    Le diré mis intenciones y lo seduciré  (a corto plazo pienso dejar plasmadas aquí mis estrategias de seducción)
 
7.    Utilizaré un léxico fuera de lo normal, sin ser prosaica. 
 
8.    No soy amiga de juguetes eróticos como los vibradores, (nunca los he usado, ni los conozco),  pero sí tengo mis gustos al natural, es cuestión de inspiración, como lo pueden ser unas fresas bien rojas, unas uvas gigantes, trocitos de hielo, dulces chocolates, un buen vino que permita jugar con él entre besos húmedos… Y que no falte mi mejor "juguete" que tanto le encanta, mi propio sexo, que se contrae y se dilata con especial obediencia cuando lo siente dentro de mí, creando sensaciones que multiplican los placeres de ambos.
 
9.    Compartiré una de mis anheladas fantasías sexuales con mi amor, le haré un striptease muy mío, acariciándome al ritmo de la música, arrojándole con delicadeza cada prenda, sin permitirle más cercanía que la de su clara mirada.
  
10. Y para que perdure la felicidad, después del clímax, le abriré mis brazos  para que repose entre ellos y mi sensible zona norte, mientras lo mimo, lo acaricio con ternura hasta que se quede dormido en mi regazo.
 
 
Pero ninguna de estas fórmulas sería posible degustarlas si no existiera de por medio nuestro amor, ingrediente indispensable para que ese reencuentro se torne inolvidable…¡Suspiro!  Amigos lectores,  ¿Han planeado con detalles encuentros amorosos? ¿Qué tal los resultados?
 
 
La foto fue bajada de aquí. 
 

 

 

111 comentarios

China desnuda


"El pueblo chino es un pueblo muy trabajador, hospitalario y alegre. Y de su Cultura tenemos muchísimo que aprender"
  (Médico naturista, Javier Akerman) 

Este asunto de saber,  la gran potencia mundial que es China,  me tiene pensando desde cuando compré dos vestidos que me gustaron mucho y me sorprendió ver que en su etiqueta decía: “Made in China”.  Me dije:   "¡Increíble,   los chinos nos invaden, ya también me están vistiendo! Ahora sí es verdad que el mercado de Colombia y el mundo está inundado de productos chinos"  (65% fue su crecimiento en el mercado).
 
Desde entonces me interesó saber más sobre esa cultura autóctona  y milenaria. Los Chinos y sus costumbres,  no es que me hubiesen atraído, pues me turbaba  saber que en su gastronomía culinaria incluían entre otros insectos y culebras y, sobre todo, el consumo de gatos y perros, que para nosotros son mascotas (como lo son para occidente). Bastante dificultad me da incluir en mi dieta carne roja (consumo muy poca)  y me pone sensible saber que tengo que comer pollos y peces para poder nutrirme.    
 
Supe entonces más sobre esa región y su gente, entre lo que destaco el clima primaveral con ese hermoso paisaje natural de la montaña Changbaishan y Las colinas de Guilin que se iluminan con sus  refrescantes aguas. Un país extenso, el mayor poblado de la tierra (tienen controles de natalidad) y multireligioso, con el budismo, taoísmo, confucionismo, catolicismo, cristianismo e islamismo.  También  me asombró saber que en Hong Kong, existen más de 140.000 millonarios, donde la calidad de vida es superior a la que se vive en el resto de la China.  Interesante el  arte del Feng Shui. Súper hermosas las ciudades de Lhasa, Xi’an y Beijing, la astrología, el exquisitez en el arte, el idioma Chino (representado en ideogramas: simbólico y visual), con variables pero que en su mayoría (885 millones) hablan el mandarín, lenguaje que ahora,  comienza a ser de mi propio interés  y el de  las academias más prestigiosas a nivel mundial, creo que al paso que van, hacia un futuro el idioma universal será el mandarín.
 
Algo fascinante, el control del sexo reinante en su cultura, al cual le dan la relevancia que amerita.  Hablan del yin (la mujer) y el yang (el hombre) como equilibrio y complementación. Así mismo,  de la buena energía que proporciona el tener una vida sexual activa. Son expertos en  caricias, tacto, contacto, masajes sutiles…. No obstante todo esto, les confieso que, los chinos a nivel amoroso, no me seducen. Por ello,  me extrañé con migo misma por el sueño que tuve anoche, no estuve entre sábanas blancas, tampoco mi piel desnuda, fue de ensoñación… basado en la presentación de la China, cuando dio a conocer su cultura y trascendió las fronteras  a través de esa majestuosa ceremonia inaugural de los juegos olímpicos de Beijing.  Debo revelarles que quedé impactada aún más por la imagen del ex gimnasta Li Ning, cuando en una de las galas inusitadas en este evento, hizo el último relevo olímpico, mostrándose flotando por los aires en todo el estadio, hasta llegar al pebetero olímpico, para luego de encendida la llama, le sucediera  una magna reacción deslumbrante de juegos artificiales que estremecieron, no sólo a Pekín y el mundo, sino que también, anidó en mi ultra sensorialidad. Fue tanta la impresión que, en el sueño estuvo a mi lado  Li Ning desnudo,  cautivándolo con mi mejor lencería. En él danzábamos en los aires a ritmo del mismo  espectáculo, me cubría con un tul de seda roja, rozando la piel de mis piernas, mis pompis, mis brazos, mis tetas, susurrándome en mandarín y en inglés palabras acariciadoras que se perdían con el sonoro  retumbar en mis  sentidos auditivos de esos 2.008 tambores de bronce, sus caricias y sus delicados besos eran incesantes mientras danzaba con el… todo el universo observando tras el velo rojo que se mezclaba con sus eyaculaciones y mis orgasmos… fluidos que flotaban en el espacio y se perdían entre las estrellas y los juegos pirotécnicos… la  penetración no la hubo, fue un sueño de vibra sensual.  –Inolvidable-
 
Reacciono,  todo en la China no es color de rosa. Yo lamento saber sobre las restricciones para la libertad de expresión (incluyendo a los bloggers) y, de las serias dudas que ha generado sobre el respeto a los derechos humanos.  Con razón venden a precios mínimos sus productos, subvaloran al trabajador y se ha filtrado información a la luz pública internacional, sobre la esclavitud y el maltrato. Además,  se complementa su lado oscuro, con los agravios y matanzas  a los monjes Tibetanos.  Cierro con sutileza mis ojos… respiro profundo y busco la armonía, vuelvo mi mirada a mis dos vestidos MADE IN CHINA mientras cavilo:   ¿Cuántas manos chinas habrán intervenido en su confección? ¿Justifica comprarle a la China?, Levanto mi rostro un tanto absorta, quizás mañana no tenga el valor de cubrir mi cuerpo con uno de estos trajes… vuelvo a respirar ensimismada y… se me ocurre preguntarles a ustedes amigos lectores,    ¿Les atraen los productos de la China? ¿Comerían mascotas como gatitos y perros? ¿Les parece fascinante la cultura China? ¿Les gustaría tener una fantasía erótica con un Chino o China?
 
Foto: Mi mascota Claudia Mostaza

Tags:
111 comentarios

Tentaciones Materiales Al Desnudo

                        

"Ahora me preocupo más por el ser que por el tener.  Total, lo tengo todo".
 (Lully)

 Ir de compras me causa  cierta delectación, en especial cuando recorro los mejores Centros Comerciales de mi ciudad, como Oviedo, Aves María, Mayorca y El Tesoro; con una grata compañía varonil,  tan complaciente, que me sorprenda con buenos regalos… Cuando lo hago con mi novio he advertido un aire desenfadado y,  sus obsequios han despertado ese perfil de vanidad inherente en mí. Entre miradas,  risas, caricias y besos,  le modelo a él y por supuesto, se forman vibraciones de coqueteos y seducción. De otro lado, cuando él no está conmigo, hago que mi cuerpo no lo extrañe, cubriendo mi piel  con algunos de sus obsequios,  entre las que destaco  unas tanguitas brasileras blancas y una blusa delicada y de textura suave hecha en la India. Esto me hace recordarle con sensualidad y al mismo tiempo, suspirar por su cercanía,  es como si él me vistiera con sus manos varoniles y me susurrará muy quedo…roce a roce, poro a poro hasta anidarse con sutileza en todo mi ser.
 
Pero,   ¿A qué viene el tema?  A que, en los momentos de dificultades he canalizado mi estrés yéndome de shopping. Sí, confieso que en ocasiones fui una compradora compulsiva.   No obstante, los hechos recientes en mi familia me hicieron perder el interés de ir a Colombia Moda para ver las últimas colecciones. A pesar de estos pecaditos, no me he dejado llevar por la sociedad de consumo  que pretende absorbernos. Es que si nos ponemos en una actitud consumista de todo lo que el mercado produce a diario, terminaríamos siendo sus esclavas y con las tarjetas de crédito al tope.
 
Sí, rico tener lo último en tecnología, remodelar el apartamento cada año, cambiar tu closet con frecuencia, viajar a los lugares que desees, comprar y estrenar carro cada que salga un nuevo modelo, comprar otra casa de recreo en las afueras de la ciudad…  pero ahora me concientizo aún más y no me dejo involucrar en ese consumismo que ha invadido las esferas del mundo perturbando la cultura de las regiones. Nadie me puede quitar uno de los valores que aprendí de mi padre, a ser yo misma, compro y uso lo que deseo por convicción, es más, a veces soy excéntrica, no me ciño por parámetros. No obstante, que vivo con comodidad y en una ciudad donde la moda se vive en el día a día; espero que la sabiduría me acompañe para seguir mis propias pautas y  no recaer en esos excesos  innecesarios de tanta tentación que hay en el mercado por la globalización y el avance tecnológico y con los medios de comunicación, encargados de influenciarnos. Para terminar, cierro con una frase que hice mía desde hace  varios años: ¡No hay capital que resista el derroche! Ustedes amables lectores, ¿Caen en la tentación con frecuencia? ¿Qué los hace caer en la tentación? (Y no hablo de otras tentaciones, que conste, me sonrío)
 
La foto fue bajada de aquí.
 

112 comentarios