Reflexiones al desnudo

Por Lully, cofundadora equinoXio… Bienvenidos todos a este reflejo de mi mundo real femenino

Archivo para octubre, 2008

Vida sin esclavitudes


"Cuando llega el tiempo en que se podría, ha pasado el tiempo en que se pudo".
(Marie Von Ebner-Eschenbach)

 
Sentada en mi oficina, elevo la mirada y alcanzo a divisar el sol radiante, mientras llegan vientos que juguetean con algunas hojas de papel sueltas.  Esto me hace recordar la brisa de Santa Marta, la bahía más linda de América y con ella uno de mis sueños, tener una casa muy cerca del mar. Giro mi rostro para que mis cabellos se agiten. Es un día cálido, iluminado, pero con una sombra que lo empaña… me siento esclava por estar encerrada en una empresa, cumpliendo horarios inflexibles y me imagino en otro lugar donde pueda desenvolverme en otras actividades de mis gustos totales  como leer, pintar, escribir, diseñar modas  y hacer mis propios proyectos, con énfasis en mis entrevistas y publicaciones en la revista digital equinoXio.  No somos tan libres como debiéramos serlo, y en ocasiones mis deberes me hacen sentir secuestrada de la vida. 
 
Anhelo tener la dicha de dejar de trabajar y disponer de mi tiempo a plenitud, para programarlo a mi antojo.  Eso sí, con buena salud, dinero y amor.  Espero que no sea muy tarde y que todo esté en perfecta armonía cuando pueda estar libre… faltará mucho, no lo sé, la vida nos da sorpresas maravillosas.  Soy muy optimista y una convencida de que merezco lo mejor. 
 
Quiero tener tiempo,  sin las presiones del tiempo, sin tener que cumplir con horarios, precisada a  pasarla en una office,  a veces, para hacer presencia; pero recapacito y me pregunto ¿cuántos desempleados añoran tener un sitio donde desenvolverse a nivel profesional?  Lo cierto es que quiero mis vacaciones lo más pronto posible y sí, inevitable,  hay que ser realistas, después deberé reincorporarme a mis labores sin dejar de seguir con mis firmes intenciones de terminar mis estudios  de Comunicación Social… el sol será radiante hacia un futuro no lejano y todo se podrá realizar,   ¡Así lo decreto!
Amigos lectores,  ¿Se han sentido esclavos en algunos pasajes de sus vidas?
La foto fue bajada de aquí
111 comentarios

Me excita saberte sólo mío

“Soy tuyo con mi mayor convicción
soy tuyo con toda la fuerza de mi corazón”.
(Soy tuyo, Andrés Calamaro)
 
Los hombres por lo general son muy dados a mirar hacia otro lado. Saberlo mío y que él me lo repita una y otra vez, es una de las cosas que me excitan. Hay tantas manifestaciones de expresar el amor que, hoy analizo eso, quiero indagar a cuanto asciende el grado del amor que él me profesa y que me lo confirme de diferentes maneras, que permitan reafirmar su profundo sentimiento hacia mí.
 
Nuestro amor ha sido sin apegos y de mutua confianza, es delicioso sentirme amada más no atada, la libertad es inherente en mí y no quiero presiones. Pero eso sí, no permito sino que sea él quien se apodere de mis labios, atraviese los umbrales de mis piernas, que mordisquee  mi clítoris, naufrague en mis humedades y trascienda mis profundidades. Me envuelvo en su aroma, su confianza, su voz, su ternura… y vuelvo a quererlo aún más.
 
Ahora más que nunca quiero saberlo mío, que me renueve esa intensa conexión de amor, que me lo exprese hasta la saciedad y,  que mejor que un coctel con una buena mezcla,  en una noche serena pero inquieta al lado de la grata compañía de mi amor, con música de Andrés Calamaro tocando su piano, acompañado por el sensual sonido de un saxofonista, un guitarrista y mojando nuestros labios para saborear un  buen Cavernet sauvignon.   Hoy no es posible, pronto tendremos un reencuentro y, mientras regresa, desde aquí, en mi espacio al desnudo, deseo decirle que también soy sólo suya y que no quiero compartirlo con nadie.  A ustedes amigos lectores, ¿Les suena la idea de  ser sólo de una persona?
la foto fue bajada de aquí.
113 comentarios

Luis Santiago, un niño menos

"Lo más atroz de las cosas malas de la gente mala es el silencio de la gente buena".
(Mahatma Gandhi)
 
Recibí un correo con las fuertes imágenes de Luis Santiago, el niño que fue asesinado por orden de su propio padre, y quien, al parecer, prefirió pagar $500.000,00 por ordenar su muerte, que estar obligado a darle una mínima cuota mensual de alimentación. Junto con las fotos de Luis Santiago, aparece el enlace de la página oficial para que  apoyemos el referendo para la aprobación de la cadena perpetua.  Yo difiero de esta iniciativa. Considero que Colombia está de luto permanente por los miles de niños que sufren maltrato físico y mental desde que son concebidos; por los que padecen las consecuencias del desamor, por los  que viven en condiciones infrahumanas, por la explotación sexual de que son víctimas, por la desnutrición, por los reclutados a la fuerza a cargo de los  actores armados, por los que trabajan sin tener edad para ello, por los que son heridos o muertos por las minas antipersonales, por los que mendigan, por los que se encuentran secuestrados y… un sinfín de etcéteras que me dejan sin palabras.
 
Luis Santiago es apenas un ejemplo solitario del padecimiento de nuestros niños y,  la cadena perpetua, que no ha dado resultado en ninguna parte, no soluciona el problema. Basta que se cumplan las leyes existentes, que no haya impunidad, que se castigue a los culpables, en vez de pensar en penas extremas que sólo sirven para que los politiqueros aumenten su popularidad, aprovechándose del dolor ajeno. 
 
 ¡Oh! es inevitable el sentimiento de indignación que me causa el abuso a la niñez; por ello, en los inicios de mi blog, dediqué un post sobre la barbarie infantil e hice campaña en la blogosfera,  para aportar algo que ayudara a evitar tanto daño a los menores.  Los medios en mi país no fueron indiferentes, se excedieron en escandalosos informes periodísticos y se proclamó con esterilidad, a mil voces,  que se modificara el código del menor.  Ahora,  después de casi tres años, se presenta el asesinato de Luis Santiago, el menor de 11 meses, y el monólogo se repite en los medios de comunicación, en el terreno político y en todos los rincones de Colombia.
  
Este  tema lo he retomado sólo con el objetivo de dejar un precedente que llame a la reflexión,  a no mirar con indiferencia cualquier acto que atente contra la infancia. Denunciemos y velemos  por el bienestar de las nuevas generaciones, SON NUESTRA RESPONSABILIDAD, INDEPENDIENTE DE SÍ SON PARIENTES CERCANOS O NO:  ¡EXPECTANTES CON LOS NIÑOS DEL MUNDO!  
P.D.:  No resistí el dolor de ver la foto del bebé que había publicado y la he cambiado por la imagen que ven del niño y el perro.  Ésta Fue bajada de aquí y no se trata de Luis Santiago.
109 comentarios