Reflexiones al desnudo

Por Lully, cofundadora equinoXio… Bienvenidos todos a este reflejo de mi mundo real femenino

Archivo para noviembre, 2008

Chicos tímidos


 
“A veces, el silencio es la peor mentira”.
(Miguel de Unamuno)
 

Hablábamos de asuntos laborales, él me miró fijamente a los ojos,  un tanto sonrojado y tímido me dijo, “ayer soñé con usted princesa”, le hice un gesto de ligero desconcierto, el siguió:   “fue el sueño más fantástico e imborrable que haya tenido, era usted una total princesa a mi lado… ” Le interrumpí, me parecía insólito que un hombre tan callado y silencioso estuviera hablándome así y máxime si nuestra relación siempre había sido a nivel laboral.  Él es un chico  menor a mí varios años,  podría ser su hermanita mayor y hasta su tía,   (Me sonrío).  Sucedió la semana pasada pero no permití que se explayara más,   pues percibí  sus inclinaciones sentimentales.  (Mi relación con él seguirá normal) 
 
Miro hacia atrás para recordar los admiradores silenciosos que se han cruzado en mi camino,  varios de los cuales han sido considerados tímidos.  Me han sorprendido cuando me han manifestado su interés al expresarse con la fluidez verbal que no hubiese imaginado. Aún recuerdo en mi curso extenso de inglés, cuando un compañero se dedicaba a observarme constantemente, y en la despedida que hicimos, quería sólo bailar conmigo.  Ese día, entre susurros me pidió ser su novia y rozó sus labios con los míos con delicada suavidad, en un beso que delataba sus deseos a flor de piel. Demasiado tarde, confieso que de entrada me gustó.  Ya habían pasado dos años para su decisión y por ese entonces me encontraba felizmente  comprometida con mi exnovio.
 
Los hombres callados suelen darnos sorpresas inesperadas. Creo que los prefiero expresivos y hasta habladores. Sin embargo, hay quienes lo son y se consideran tímidos como mi novio, a quien no se le nota y,  por supuesto, supera esa  timidez,  gracias a la  sólida formación académica y cultural. pero también,   a tener una alta autoestima y confianza en sí mismo. ¡Quién lo hubiese creído, mi novio se considera tímido!  Ustedes amables lectores, ¿se consideran tímidos? o ustedes amables lectoras, ¿Tienen parejas tímidas?  ¿Quíeren contarnos cómo manejan esto?
 
La foto fue bajada de aquí.
104 comentarios

Apegos terrenales

 

“Renunciemos a nuestro apego a lo conocido y adentrémonos en lo desconocido, así entraremos en el campo de todas las posibilidades”.
(Deepak Chopra)

 
En el pasado post les hablaba del sofá-cama y de mis anhelos para cuando llegue el momento de compartirlo  con mi amado. Lo que no mencioné fue que, para adecuar mi cuarto de estudio, tuve que regalar esa, la  primera cama que tuve al independizarme de mi familia. 
 
Una cama que me trae gratos recuerdos, desde mis primeros años cuando me fui a vivir sola a una villa campestre en las afueras de la ciudad; la que fue  mi compañía de sueños, muchos de los cuales, evidencio gustosa  en la actualidad.  En ella, lo confieso,  me  obtuve un placer solitario una vez  (les contaré luego, quedo en deuda)   Esa camita me la regaló mi exnovio  pero paradójicamente,  nunca hicimos el amor en ella,  lo que sí sucedió con mi novio en forma inesperada para mí, porque en ella, terminé perdiendo mi virginidad con  él.   Mientras yo trataba  inútilmente de calmar su ansiedad (y la mía, también) y al tratar de defenderme, me volteé de espaldas y allí, con todo su deseo y amor, me poseyó embistiéndome por completo.   Una hermosa historia que hace parte de nuestras vidas, con una perenne remembranza. 
 
 
Al enterarse mi Amor que había salido de esa cama, me manifestó su inevitable descontento.  Recordó con añoranza  la camita, según él, injustamente extraditada de mi apartamento; y me hizo  evocar  aún más esos momentos donde la libido hizo de las suyas…  mi novio,  con violación incluida,  me llevó a la cama para, en ella, hacer que nos trasladáramos ambos a un delicioso clímax de pasión.  Sin embargo, y desde aquí le digo a mi amor que,  no vale la pena, SÍ, ¡UNA DELICIA!, la disfrutamos, pero,  como todo, ella también  tiene su ciclo.  Es la ley de la vida, y es sólo un apego del cual debemos desligarnos,  como también lo hacemos con todo lo material  tarde o temprano. Vale la pena disfrutar de lo material con la conciencia de lo avanzados que podremos ser.   Por lo tanto, apreciarlo como tal, así, ese día venidero, habremos llegado a otra satisfacción elevada,  donde podremos bendecir con aceptación y alegría y decir, ¡valió la pena vivir!   Amables lectores, me gustaría saber ¿Qué apegos tienen ustedes?

Off Topic:
He decidido actualizar el  blogroll de mi página al desnudo:
1.  Por ello, los invito amables  lectores y amigos para que  revisen please,  si están  en la lista de enlaces.
2.  De otro lado, si me tienes entre tus links,  me informas para ponerte entre los míos.

104 comentarios

Placeres materiales y espirituales

“Si tenéis el hábito de tomar las cosas con alegría, rara vez os encontraréis en circunstancias difíciles”.
(Robert Baden-Powell)
 
 
Soy una convencida de que somos seres espirituales que vivimos experiencias humanas. Pero un hecho hoy,  me devuelve a pensar que esa parte humana nos hace muy terrenales. Parece cosa loca pero he vivido una alegría infinita sólo por el hecho de haberme comprado  -con mi dinero-  un sofá-cama Europeo de alta calidad. Una vez quedó instalado en mi apartamento me lancé sobre sus suaves rellenos tapizados como niña chiquita,  balanceándome a saltos y moviendo mis piernas con la chispa de energía palpitante que nos hacen sentir los placeres diferentes al sexo.
 
Experimentar júbilo en mi espíritu por algo material me hizo reflexionar del por qué tanta dicha que desde mi interior se expandía en cada parte de mi cuerpo, haciéndome vibrar. ¡Oh! Caigo en cuenta que no sólo me hará bien el haber decorado mi cuarto de estudio,  claro, si mi mente empieza a tener otras dimensiones… como estrenarlo con mi amor, cambiarlo de posiciones para abordarlo en los diferentes ángulos. Recapacito, pues él es quien me arrolla y seguro me hará cambiar de posturas corporales montados en el sofá y   dejándome llevar por el acaramelado de sus caricias… nos divertiremos de lo lindo.     Una  sonrisa maliciosa renace con los deseos pasionales inherentes a mis pensamientos.  
 
Él, mi sofá y por supuesto yo, será una  deliciosa combinación que nos hará libres sumergidos en la felicidad de amarnos. Vivir bien es un verdadero placer pero más si valoramos con alegría los regalos que nos brinda la vida.  Una mezcla entre lo material y lo espiritual, dulce equilibrio.   
 
 
Off Topic:
He decidido actualizar el  blogroll de mi página al desnudo:
1.  Por ello, los invito amables  lectores y amigos para que  revisen please,  si están  en la lista de enlaces.
2.  De otro lado, si me tienes entre tus links,  me informas para ponerte entre los míos.
107 comentarios