Reflexiones al desnudo

Por Lully, cofundadora equinoXio… Bienvenidos todos a este reflejo de mi mundo real femenino

Archivo para septiembre, 2009

Le fui infiel con un calvo

calvo cama

“Ves cosas y dices,"¿Por qué?" Pero yo sueño cosas que nunca fueron y digo, "¿Por qué no?".
(George Bernard Shaw)
 
¿Qué hacer con un calvo en la cama? Pues anoche supe qué hacer.  Mi inconsciente se manifestó con marcada influencia cuando en penumbras, durante un tiempo sin tiempo e  incierto,  pude experimentarlo.
  
Ninguno de mis novios ha sido calvo ni por naturaleza ni por gusto.  Esto ha generado en mi cierta curiosidad femenina,  que se incrementó con el impacto agradable que tuve  cuando vi luciendo unas calvas cautivadoras,  en uno de los mundiales de fútbol a Zinedine Zidane de Francia y Ronaldo Nazario de Brasil. Desde entonces, el referirme o pensar en un divino calvo, bien calvo, completamente calvo, era inevitable que sugerentes  pensamientos no atravesarán las delicadas fibras de mi sensibilidad.
 
Debía suceder, así lo sospechaba, y sucedió lo que tenía que pasar. Pude abrigar entre mis piernas al calvo más varonil que haya visto, él disfrutaba de mis extasiadas sonrisas pletóricas de placer y en sus apasionados arrebatos se deslizaba para provocarme sensaciones sin parar, posándome su calva entre mis dos montañas traseras para proseguir por el sendero de mi espalda y voltearme para casi lastimar mis pezones y mi cuello.   Una desenfrenada orgía de sensaciones al sentir su cabeza calva complaciente inseparable con mi piel desnuda, que valiéndose de su virilidad arrojaba su semen al viento (sueño tenía que ser),   no hubo penetración… aún más emocionante, enfocado todo con su total calvicie… hmmm qué placentero.
 
El sol atrevido penetró entre una de las cortinas y supe que había amanecido. Yo entreabrí mis ojos,  aún estaba somnolienta y con los efectos en mi piel, tanto que al soslayar parte de mi mano derecha por entre mi zona sur, ésta se encontraba húmeda,  me devolví a la catarsis que había tenido con ese calvo sexy… pero no pude descifrar quién había sido el protagonista de la noche de anoche. Una noche misteriosa, con un calvo misterioso, sonreí con picardía… la luna se había ido a dormir pero yo debía levantarme, era un nuevo día y un sueño realizado también.
 
Ustedes, ¿Han sido infieles en sueños eróticos con desconocidos (as)?
 
70 comentarios

Cómo prepararse para un empleo

piernas y guitarra

"El arte del descanso es una parte del arte de trabajar”.

(John Earnest Steinbeck)

 

Entreabrí mis ojos, miré al alrededor,  el sol penetraba por entre los tres ventanales que me rodeaban y, sólo en ese momento,  comprendí que estaba  en la alcoba del segundo piso de mi madre, eran las ocho de la mañana,  respiré con una sensación de libertad,  estiré mis piernas con ímpetu y arrojé al piso la sábana y el edredón que me cubría.   Es una delicia saber que puedes acostarte más tarde pero que igual te recuperas porque no tienes que madrugar. Me levanté, apenas cubrí mi cuerpo desnudo con una salida, me puse unas sandalias, bajé las escalas mientras entonaba una canción… 
 
Es que aún no cumplo el mes de estar libre de un horario no flexible y miro los días de manera solazada y sin ataduras. Amo este tiempo que me estoy regalando,  es fascinante y, por ahora, no quiero volver a conectarme con el mundo laboral. Sigo en lo académico y disfrutando de espacios y actividades que alimenten mi mente, mi cuerpo y mi espíritu. 
 
Los  procesos en la vida deben tener una especie de prólogo; en lo sexual, por ejemplo, debe darse un preámbulo… adoro que mi amado tenga esos momentos previos varoniles muy  acariciadores, acompañados de palabras elocuentes que toquen las fibras de mis sentidos auditivos,  para luego hacerme el amor. Similar lo he asumido  para reiniciarme en el ámbito laboral, deberé tener momentos como los que estoy viviendo de capacitación y diversión pero, sobre todo,  de dulce albedrío,   para proyectarme mejor a nivel laboral.  Por ahora,  me siento al estilo de la metáfora de un ave única llamada Juan Salvador Gaviota:   reiniciando una carrera hacia el aprendizaje con aires de libertad, que me permita  ¡seguir cantándole a la vida con alegría desbordante!
92 comentarios