Reflexiones al desnudo

Por Lully, cofundadora equinoXio… Bienvenidos todos a este reflejo de mi mundo real femenino

Sexo y licor una combinación pasional

 
“Confieso que al recordar y escribir este relato erótico,  gotas lúbricas se han filtrado entre mis piernas”
(Lully)
Viajé a encontrarme con él para asistir al gran cumpleaños  y bienvenida de una amiga común que vive en Ciudad del Este, en Paraguay, a quien no veíamos desde hacía buen tiempo. Una corta temporada suya en El Rodadero, Colombia y la presentación de su esposo paraguayo, fueron el lindo pretexto para encontrarme con él.
Mi vuelo llegó retrasado dándome tiempo tan sólo para arreglarme, mientras él, insistente, me perseguía por toda la habitación del hotel en busca de su premio por haberme esperado toda la tarde en el aeropuerto. Pero no había tiempo, apenas el justo para llegar a la recepción.
Durante toda la noche percibí su ansiedad y yo me cuidé de ocultar la mía, lanzándole apenas dulces miradas, aunque la piel se me erizaba de deseo. Champaña, un exquisito Carmenére (Clos Apalta de Casa Lapostelle), y después whisky, conformaron un coctel de licores que abrasó nuestros cuerpos y nuestras mentes. Rumbo al hotel, nos abandonamos a las mutuas caricias que traspasaban nuestros sentidos.
Me invadía la fascinación de saber que esa capacidad de metamorfosis varonil me rodeaba avasalladora e insistente. Apenas llegamos,  su caudal de besos me dejó sin aliento y me dejé caer sobre la cama, oportunidad que él aprovechó para preparar su pista de aterrizaje  y arremeter al interior de mis piernas,  después de despojarme de algunas prendas íntimas que aún conservaba,  y dejarme sofocada de felicidad  con mi trajecito de piel, el traje del amor.
Estaba consentida y mimada, abandonada al goce de sentirlo ascender sobre mí. Nuestras venas alicoradas,   sumado a nuestros ardientes deseos, hacían avivar los brasas que, sobre edredones, almohadas e intercambio de susurros de amor y placer, nos consumieron dulce y pasionalmente hasta alcanzar el paraíso orgásmico enloquecedor pero a la vez sublime,  para quedar abrazados hasta despertar tres horas más tarde… Abrí mis ojos, seguía entre sus brazos, nos dimos un beso tierno mañanero entre el suave ruido de las olas del mar que, muy cercanas, parecían celebrar con nosotros y, así con su complicidad, permanecían intactos los sabores y aromas que nos desnudaban en deseos  y nos incitaban a seguir… vendrían más tarde nuevos espacios, por ahora, un buen desayuno,  era la mejor disculpa para una pausa. 
Amigos lectores, ¿Qué les parece esa mezcla de sexo y licor?
83 comentarios

Vampiro chupador de mi cuello

 
“Las pequeñas huellas que adornan la inclinación de mi cuello, son los deleites exteriorizados en la piel cuando la pasión se ha desembocado sobre mi geografía humana”.
(Lully)
 
Al iniciarse la noche, después de cenar, destapamos un vino tinto Cabernet Sauvignon catando entre sorbo y sorbo la exquisitez de los viñedos españoles, al tiempo que,  las feromonas comenzaban a hacer estragos reforzando, paso a paso nuestras ansias.  Coherente con nuestra relación, se hizo de manifiesto el lenguaje erótico que, más allá de las palabras, nos susurra con gestos, miradas, sonrisas, ademanes: el deseo de sentirnos el uno al otro… Al compás de la magia de esa velada, me leyó “Invitación feminista” de Gioconda Belli:  
 
“Yo,
Mujer vientre de sol,
Te convoco a la luz,
A juntarte conmigo al mediodía
Ninguna sombra entre nosotros medie.
Ven.
Alzate conmigo hasta el cenit
Mírame desde la misma altura.”
 
Efectos arrolladores removieron mis terminaciones nerviosas… nos dirigimos a mi alcoba con la supuesta intención de dormirnos,  pero ambos sabíamos que sería después de cumplir con el mandato de Gioconda: “Calmá tu sed y tus furias en mí”.
 
Con su cercanía incitadora, sus labios abandonaron los míos hacia abajo concentrándose en  mi cuello mientras que,  todo él en pleno fulgor,  recorrió mis  lugares más recónditos cuando su posesión iniciaba su camino, lo cual sumado a ese recorrido súbito ardiente, y apasionado por el área de la inclinación de mi cuello, me hizo desfallecer y entregarme al fuego total de su pasión…
 
Hoy, me miro al espejo y observo con picardía que,  las recientes huellas de su mordisqueo chupador, aún están sobre mi piel, luego pasará ese efecto físico pero perdurará encantador en mis sentidos con satisfacciones infinitas. Ya ese sueño erótico de Drácula arrebatador, dominante y conquistador, se ha hecho realidad a través de un vampiro divino que me poseyó: mi amor.
 
La foto fue bajada de aquí.

 

147 comentarios

Juguetes Sexuales

 
“Hay menos maneras de hacer el amor de lo que se dice, pero más de lo que se cree”.aneras de hacer el amor de lo que se dice, pero más de lo que se cree".
(Colette)
 
 
Conociendo un nuevo Centro Comercial de Medellín, me llamó la atención una de las tiendas con un letrero: “Sólo Adultos”. Quienes me acompañaban sonrieron y me dijeron que se trataba de un Sex shop.  Para satisfacer mi curiosidad, ingresamos al lugar.
 
Mi sorpresa fue encontrar una gran variedad de objetos para gozarse el sexo al máximo: prendas y lencería erótica, disfraces y uniformes para diversos roles, ligueros, consoladores, bolas chinas, vibradores de diferentes formas y colores, manuales de sexo, películas porno, libros, pepinos y bananos artificiales, estimuladores del clítoris, aceites, pelotas que vibran, velas,  esposas,  látigos, antifaces, viagras, juegos de dados, trompitos de “toma todo”, condones variados y un múltiple etcétera que rompe todos los tabúes.
 
 
Tan extenso surtido hace pensar que hay gente para todo y se gozan con todo, pero sigo creyendo que el amor y la pasión, junto con la imaginación son el mejor juguete sexual. Aunque en el  sexo la creatividad y la confianza dan para muchas cosas, yo prefiero que los estímulos con mi pareja sean más naturales y que al disfrutarnos, lo hagamos con la plenitud del placer y la sexualidad de compartirnos, dándole rienda suelta al placer, cambiando de entorno, de hábitos… no dejando que la monotonía se apodere. Eso sí, acepto que en una relación no hay imposibles y si los amantes consideran válidas otras opciones, bienvenidas sean.ozan con todo, pero sigo creyendo que el amor y la pasión, junto con la imaginación el mejor juguete sexual hijo. Aunque en el sexo y la creatividad dan la confianza para muchas cosas, yo prefiero que los estímulos con mi pareja sean más naturales y disfrutarnos al que, lo hagamos con la plenitud del placer y la sexualidad de compartirnos, dándole rienda suelta al placer, cambiando de entorno, de hábitos … no dejando que la monotonía se apodere. Eso sí, acepto que en una relación no hay imposibles y si los amantes consideran válidas otras opciones, bienvenidas sean.
 
Por ahora, en lo que a mí respecta, aún no me he atrevido a incursionar en juguetes artificiales, mi mezcla básica es la lencería acompañada con mis atrevimientos naturales y, lo mejor,  tengo mi propio juguete  (sonrío con picardía). 
 
Amables lectores, ¿Alguna vez han usado juguetes sexuales?
107 comentarios

Desnuda el día de la mujer

“Si usted quiere saber lo que una mujer dice realmente, mírela, no la escuche”.
 (Oscar Wilde)
 
Evoco los primeros días de celebración del día de la mujer cuando en mi colegio los compañeros de clase nos obsequiaban claveles y nos brindaban con timidez y admiración un delicado beso en la mejilla. Mi premio para ellos eran mis gestos de gratitud que se manifestaban con una sonrisa y la alegría de mi rostro, difícil de disimular.
 
Ahora deploro que llegue esta celebración porque se transformó en regalos por compromiso y gastos innecesarios propios de la sociedad de consumo en que vivimos. Muy de acuerdo que se nos dé el estatus y el reconocimiento en la sociedad, pero ¿qué tiene que ver una cosa con la otra? Las mujeres somos apenas una referencia comercial, nos celebran el día de la mujer, de la madre, de la secretaria, del amor y la amistad, el día… el día, siempre el día.
 
Qué vuelva un beso y una flor, un poema; algo más diciente para esas fechas. Y que los días de la mujer y el mes de la mujer no sean ni el 8, ni en marzo, que sean todos los 365 días del año y todos los meses de enero a diciembre. Lo mejor es que nos traten con consideración, respeto y delicadeza. Qué sepan leer nuestros gestos, pero ante todo nuestras miradas que reflejan nuestro espíritu. Que en momentos inesperados ustedes nos sorprendan con sus detalles amorosos y con presentes que nos encanten. De esa forma nos conquistan con sutileza y a la vez con fuerza; esa es la deferencia varonil por la que tanto clamamos.
 
Las mujeres, como dice un adagio popular, somos como las flores, debemos estar siendo regadas para que nos mantengamos bellas y conectadas con el amor de nuestros sueños. Por ello exhorto desde aquí a los caballeros para que conserven la regadera de sus vidas. ¿Qué somos difíciles de comprender? No tanto. La clave radica en la frase que cito de Oscar Wilde.
 
¿Se han visto sorprendidos por inesperados detalles de parte de su ser amado? ¿Han sorprendido a sus parejas?  ¿Con que les gustaría ser sorprendidas por su pareja?
 
100 comentarios

Luna de miel en vacaciones (Parte 4)

“El amor es una amistad con momentos eróticos”.
(Antonio Gala)
 
La mañana transcurría en calma, mientras el sol se filtraba por la ventana del apartamento. Pero esta calma parecía ajena a él que en esos momentos se encontraba inmerso en la violencia de las noticias internacionales que CNN contaba en detalle. Verlo así, analítico y observador, me agrada sobremanera aunque se olvide de mi por unos momentos, pero, igual, es relevante para nuestra convivencia, cada quien respetando los espacios del otro. 
 
Pero el tiempo transcurrió rápido. Ya estaba arreglada cuando él apenas se disponía a darse una ducha. “No te preocupes. En un momento estoy contigo", me dijo mientras yo maquillaba mis pestañas. Por el espejo lo observé cuando entraba al baño. Mi curiosidad femenina no se hizo esperar. A través de la puerta de vidrio transparente lo observé con deleite. Las sensaciones volvieron a apoderarse de mí al ver la reacción de su pene que no dejaba de estar erecto, como si quisiera permanecer izando bandera para encontrar puerto seguro.
 
El agua de la ducha lo recorría, la espuma del jabón rodaba por su piel mientras el vapor emanado del agua tibia empezaba a cubrir el vidrio. Esto no podía permitirlo así que de inmediato oprimí el botón del extractor. Nos miramos, pasé mi mano derecha por su zona y comprobé la suavidad de esa dulce mezcla del jabón con sus vellos y su suave piel. La fascinación se apoderó de mi, quise desprenderme de mis prendas y entrar allí a seguir bañándolo… sentí ganas de besarlo, pero me contuve. Para nuestro infortunio,  el tiempo de que disponíamos era corto y no podíamos entretenernos. Incluso en vacaciones los compromisos apremian.   Sin embargo, cuando salió del baño lo abracé unos minutitos con mis labios superiores… seguía erecto. 
 
Apreciados lectores,  ¿puede la responsabilidad más que el deseo?
92 comentarios

Luna de Miel en vacaciones (Parte 2)

“Las mujeres han sido hechas para ser amadas, no para ser comprendidas”.
(Oscar Wilde)   
 
La primera noche a su lado en la última temporada, después de horas de extrema pasión que terminaron por fatigar mi organismo,  desperté en la madrugada  y  mi cuerpo se encontraba rodeando a mi novio que yacía dormidito y tierno a mi lado, tan unido a mí,  que su espacio en la cama estaba vacío.  Mi estómago lo sentía desocupado, le di un besito acariciador, el entreabrió los ojos, me pasó una de sus manos por mi cola pero yo le susurre: "amor, tengo hambre". Soñoliento, sin abrir los ojos, musitó algo que no le entendí. Me separé con precaución,  desnuda me levanté, fui a la nevera y traje una chocolatina con maní, luego puse un trozo en mi boca y con un beso se la pasé con delicadeza hasta percibir su lengua.  Él no terminaba de despertarse pero comenzó acariciarme, quería seguir apretado a mí y su mano era inquieta paseándose sobre mi piel, a lo que yo susurrándole, le pedí que nos volviéramos a dormir.  Eran las cinco de la mañana, apenas habíamos reposado unas pocas horas y logramos conciliar de nuevo el sueño.  
 
Algo después de las ocho de la mañana, mi estómago quería mandar sobre mí.  La apetencia por un buen desayuno no daba espera. Le di un beso y mientras él entreabría los ojos, con la somnolencia a flor de piel, le dije que ya era tarde y que quería desayunar. “Escucha, los pajaritos ya están cantando. Llegó la hora de levantarnos”. Con picardía me dijo que el único pajarito que había era el suyo pero que si yo tenía hambre, le tocaba resignarse. Nos bañamos un tanto apresurados, con la mezcla recíproca de  miradas y anuencias bajamos a desayunar al restaurante.  Entre sonrisas me reprochó el despertar forzado de la madrugada. "Mi niña hermosa, en el amanecer pensé que me buscabas para que te consintiera el  “balconcito””.  Me besó con comprensión, aunque noté por su mirada que la próxima vez no le iba a bastar con una chocolatina.  Sonreímos y supe lo afortunada que era y que contrario a lo que dice Oscar Wilde en mi frase de comienzo,  soy además de amada, comprendida… las mañanitas que precedieron tuvieron otro matiz…
Amables lectores, les hago una pregunta por pura curiosidad,  ¿El hambre al amanecer los ha despertado alguna vez? ¿Ha sido el hambre causante de una   mata-pasión?
97 comentarios

Luna de Miel en Vacaciones (Parte 1)

“El espectáculo de lo bello, en cualquier forma en que se presente, levanta la mente a nobles aspiraciones”.
(Gustavo Adolfo Bécquer)
 
Las luces indirectas generaban un ambiente sensual y romántico que, acompasado con sus miradas, la lencería que llevaba puesta, sumado a la alegría de estar reunidos, nos  inducían a una noche de pasión desenfrenada.  Percibí sus besos en mis glúteos y mis suspiros no se hicieron esperar.  Quiso darme un beso negro pero las nuevas sensaciones que estaba descubriendo,  me hicieron balancear con suavidad instándolo a explorarme desde allí poco a poco hacia arriba.  Comencé a arder, al tiempo que le murmuraba, "me excita que me beses esa zona, así amor, así, bésame así, la espalda… sube vida, sube más". Esas sensaciones eran toda una novedad, uno de mis puntos  "G" que, desconocía en mí hasta ese momento y que, con  él, mi novio, había descubierto.
 
Estaba en la cumbre de la excitación.  Las caricias y besos con sus labios, su rostro, sus manos subiendo por entre mis prendas íntimas y, el advertir su arma varonil rozando amenazante por las montañas de mis pompis, tenía mi sexualidad a fuego puro que,  inevitable dejaba escapar gotitas lúbricas… llegué a la plenitud cuando él se apoderó de mí y, como muchas otras veces, se convirtió en mi dueño adentrándose en las profundidades de mi sexo húmedo, donde pude advertir con placidez el clímax de sentirme penetrada de nuevo por esos 20 centímetros mezclado con los afectos del amor de mis sueños… esa noche nos amamos una y otra vez, hasta quedar exhaustos pero felices.
 
Entre abrí mis ojos para ver el reloj que marcaba las 2 de la mañana y me sorprendí porque nos habíamos degustado el uno al otro sin tiempo… comprendimos que era tarde, sus manifestaciones de ternura se intensificaron con besitos en los labios, los ojos, el rostro, mis cabellos…  El sueño me vencía, cerré mis ojos, yo estaba encantada con el calorcito de su piel en mi piel y con el roce de las sábanas sobre nuestras piernas entrelazadas,  al final nos quedamos dormidos olvidándonos de nuestras prendas impregnadas, que yacían descuidadas sobre el tapete de nuestra habitación.
 
La foto fue bajada de aquí.
Off Topic:
He decidido actualizar el  blogroll de mi página al desnudo:
1.  Por ello, los invito amables  lectores y amigos para que  revisen please,  si están  en la lista de enlaces.
2.  De otro lado, si me tienes entre tus links,  me informas para ponerte entre los míos.
98 comentarios

Besos en diciembre y año nuevo

 
 “Tú estás aquí para permitir
Que el divino propósito
Del universo se despliegue.
¡Esa es tu importancia!” 
(Eckhart Tolle)
 
Muchos y diversos mensajes he recibido en esta época. Con alegría los he leído, escuchado y sentido. Recordándolos, me he detenido a pensar cuál sería mi mejor mensaje para desearles unas fiestas inolvidables y un 2009 colmado de salud, dinero, amor, sabiduría, felicidad y alegría, pero me quedo sin palabras porque además, quisiera que todo lo que  ustedes,  amables lectores, se programen, se les cumpla, como me sucedió este año.
 
Quizás una reflexión que escuché en una emisora colombiana, La voz de Colombia, me saque del apuro: Un señor, al llegar al cielo,  se quejaba ante Dios porque no le había permitido llevar la maleta que había organizado con sus mejores prendas, libros, joyas…, tampoco le había dejado llevar a su esposa, hijos, nietos y hermanos; ni tampoco sus propiedades, dinero  y vehículos. “Todo era prestado, hijo mío”, le contestó Dios y agregó:  “Ni el alma es tuya por completo pues ella me pertenece”.  Exasperado, el señor, le reclamó: “Entonces  ¿Para que me diste todo eso si nada era mío?”  y Dios le respondió: “Te di todos los momentos, todos los instantes, cada segundo que viviste era tuyo.” 
 
Por eso, amigos, a vivir los segundos, los minutos, el ahora con alegría y disfrute. Los caminos se hacen al andar como nos enseñó Machado, pero también,  vislumbrarlos es parte del hoy que nos llevará al mañana.  
Besitos para acariciar sus almas y, como dice mi apreciado amigo Silmariat,  ¡LO MEJOR PARA USTEDES!
106 comentarios

Destapes Involuntarios

“El pudor es la epidermis del alma”.
(Víctor Hugo)
 
Esa mañana, al llegar a la oficina estrenando un mini vestido azul, encontré a mis compañeros muy efusivos. Suelen ser expresivos. Uno de ellos salió a mi encuentro y elogiándome me pidió dar una vueltita, a lo cual accedí con aire desenfadado… le extendí mi brazo derecho permitiéndole hacerme girar y  cuando me halagaba en ese giro espontáneo, la parte de falda estilo globo, se levantó un poco; cuando terminé vi a los tres compañeros un poco turbados, y uno de ellos en especial con una sonrisa nerviosa. La falda se me había levantado más de la cuenta y  por un instante observaron lo que sólo le tengo reservado a mi amor. ¡La pena y el desconcierto me invadieron de inmediato y me senté sin pronunciar palabra! Contesté al teléfono y disimulé un tanto la situación, pero fueron momentos donde el pudor unido al coraje me envolvieron. 
  
No crean amigos, lectores, los destapes involuntarios nos ponen en una posición difícil, no es lo mismo estar en la intimidad con tu pareja y tener juegos eróticos con tu cuerpo, que esos lapsus que nos dejan en entredicho. Porque una cosa es tener un escote insinuante, una espalda un tanto descubierta, un descaderado que deje insinuar más allá, pero otra los accidentes que algunas prendas nos suelen causar. Sin duda este es el destape que más me ha hecho sonrojar. El lente masculino nos mira desde una óptica que a veces no alcanzamos a vislumbrar. Ellos por naturaleza son visuales y a veces, nos desnudan con sus miradas, entonces  ¿qué decir cuándo alcanzan a ver lo explícito?
 
 Son muchos los destapes que se han evidenciado a la luz pública en forma involuntaria.  Amigas mías y compañeras han pasado momentos incómodos, cuyos casos prefiero no comentar aquí por consideración a ellas y,  ni qué agregar de tantas fotos de famosos que aún transitan por Internet,  como  las de Britney Spears,   Faustino Asprilla y  Cecilia Bolocco,  entre otros tantos.  Y ustedes amables lectores, ¿han tenido destapes involuntarios?

Off Topic:
He decidido actualizar el  blogroll de mi página al desnudo:
1.  Por ello, los invito amables  lectores y amigos para que  revisen please,  si están  en la lista de enlaces.
2.  De otro lado, si me tienes entre tus links,  me informas para ponerte entre los míos.
 

103 comentarios

Apegos terrenales

 

“Renunciemos a nuestro apego a lo conocido y adentrémonos en lo desconocido, así entraremos en el campo de todas las posibilidades”.
(Deepak Chopra)

 
En el pasado post les hablaba del sofá-cama y de mis anhelos para cuando llegue el momento de compartirlo  con mi amado. Lo que no mencioné fue que, para adecuar mi cuarto de estudio, tuve que regalar esa, la  primera cama que tuve al independizarme de mi familia. 
 
Una cama que me trae gratos recuerdos, desde mis primeros años cuando me fui a vivir sola a una villa campestre en las afueras de la ciudad; la que fue  mi compañía de sueños, muchos de los cuales, evidencio gustosa  en la actualidad.  En ella, lo confieso,  me  obtuve un placer solitario una vez  (les contaré luego, quedo en deuda)   Esa camita me la regaló mi exnovio  pero paradójicamente,  nunca hicimos el amor en ella,  lo que sí sucedió con mi novio en forma inesperada para mí, porque en ella, terminé perdiendo mi virginidad con  él.   Mientras yo trataba  inútilmente de calmar su ansiedad (y la mía, también) y al tratar de defenderme, me volteé de espaldas y allí, con todo su deseo y amor, me poseyó embistiéndome por completo.   Una hermosa historia que hace parte de nuestras vidas, con una perenne remembranza. 
 
 
Al enterarse mi Amor que había salido de esa cama, me manifestó su inevitable descontento.  Recordó con añoranza  la camita, según él, injustamente extraditada de mi apartamento; y me hizo  evocar  aún más esos momentos donde la libido hizo de las suyas…  mi novio,  con violación incluida,  me llevó a la cama para, en ella, hacer que nos trasladáramos ambos a un delicioso clímax de pasión.  Sin embargo, y desde aquí le digo a mi amor que,  no vale la pena, SÍ, ¡UNA DELICIA!, la disfrutamos, pero,  como todo, ella también  tiene su ciclo.  Es la ley de la vida, y es sólo un apego del cual debemos desligarnos,  como también lo hacemos con todo lo material  tarde o temprano. Vale la pena disfrutar de lo material con la conciencia de lo avanzados que podremos ser.   Por lo tanto, apreciarlo como tal, así, ese día venidero, habremos llegado a otra satisfacción elevada,  donde podremos bendecir con aceptación y alegría y decir, ¡valió la pena vivir!   Amables lectores, me gustaría saber ¿Qué apegos tienen ustedes?

Off Topic:
He decidido actualizar el  blogroll de mi página al desnudo:
1.  Por ello, los invito amables  lectores y amigos para que  revisen please,  si están  en la lista de enlaces.
2.  De otro lado, si me tienes entre tus links,  me informas para ponerte entre los míos.

104 comentarios

Placeres materiales y espirituales

“Si tenéis el hábito de tomar las cosas con alegría, rara vez os encontraréis en circunstancias difíciles”.
(Robert Baden-Powell)
 
 
Soy una convencida de que somos seres espirituales que vivimos experiencias humanas. Pero un hecho hoy,  me devuelve a pensar que esa parte humana nos hace muy terrenales. Parece cosa loca pero he vivido una alegría infinita sólo por el hecho de haberme comprado  -con mi dinero-  un sofá-cama Europeo de alta calidad. Una vez quedó instalado en mi apartamento me lancé sobre sus suaves rellenos tapizados como niña chiquita,  balanceándome a saltos y moviendo mis piernas con la chispa de energía palpitante que nos hacen sentir los placeres diferentes al sexo.
 
Experimentar júbilo en mi espíritu por algo material me hizo reflexionar del por qué tanta dicha que desde mi interior se expandía en cada parte de mi cuerpo, haciéndome vibrar. ¡Oh! Caigo en cuenta que no sólo me hará bien el haber decorado mi cuarto de estudio,  claro, si mi mente empieza a tener otras dimensiones… como estrenarlo con mi amor, cambiarlo de posiciones para abordarlo en los diferentes ángulos. Recapacito, pues él es quien me arrolla y seguro me hará cambiar de posturas corporales montados en el sofá y   dejándome llevar por el acaramelado de sus caricias… nos divertiremos de lo lindo.     Una  sonrisa maliciosa renace con los deseos pasionales inherentes a mis pensamientos.  
 
Él, mi sofá y por supuesto yo, será una  deliciosa combinación que nos hará libres sumergidos en la felicidad de amarnos. Vivir bien es un verdadero placer pero más si valoramos con alegría los regalos que nos brinda la vida.  Una mezcla entre lo material y lo espiritual, dulce equilibrio.   
 
 
Off Topic:
He decidido actualizar el  blogroll de mi página al desnudo:
1.  Por ello, los invito amables  lectores y amigos para que  revisen please,  si están  en la lista de enlaces.
2.  De otro lado, si me tienes entre tus links,  me informas para ponerte entre los míos.
107 comentarios

Vida sin esclavitudes


"Cuando llega el tiempo en que se podría, ha pasado el tiempo en que se pudo".
(Marie Von Ebner-Eschenbach)

 
Sentada en mi oficina, elevo la mirada y alcanzo a divisar el sol radiante, mientras llegan vientos que juguetean con algunas hojas de papel sueltas.  Esto me hace recordar la brisa de Santa Marta, la bahía más linda de América y con ella uno de mis sueños, tener una casa muy cerca del mar. Giro mi rostro para que mis cabellos se agiten. Es un día cálido, iluminado, pero con una sombra que lo empaña… me siento esclava por estar encerrada en una empresa, cumpliendo horarios inflexibles y me imagino en otro lugar donde pueda desenvolverme en otras actividades de mis gustos totales  como leer, pintar, escribir, diseñar modas  y hacer mis propios proyectos, con énfasis en mis entrevistas y publicaciones en la revista digital equinoXio.  No somos tan libres como debiéramos serlo, y en ocasiones mis deberes me hacen sentir secuestrada de la vida. 
 
Anhelo tener la dicha de dejar de trabajar y disponer de mi tiempo a plenitud, para programarlo a mi antojo.  Eso sí, con buena salud, dinero y amor.  Espero que no sea muy tarde y que todo esté en perfecta armonía cuando pueda estar libre… faltará mucho, no lo sé, la vida nos da sorpresas maravillosas.  Soy muy optimista y una convencida de que merezco lo mejor. 
 
Quiero tener tiempo,  sin las presiones del tiempo, sin tener que cumplir con horarios, precisada a  pasarla en una office,  a veces, para hacer presencia; pero recapacito y me pregunto ¿cuántos desempleados añoran tener un sitio donde desenvolverse a nivel profesional?  Lo cierto es que quiero mis vacaciones lo más pronto posible y sí, inevitable,  hay que ser realistas, después deberé reincorporarme a mis labores sin dejar de seguir con mis firmes intenciones de terminar mis estudios  de Comunicación Social… el sol será radiante hacia un futuro no lejano y todo se podrá realizar,   ¡Así lo decreto!
Amigos lectores,  ¿Se han sentido esclavos en algunos pasajes de sus vidas?
La foto fue bajada de aquí
111 comentarios

Siguiente »