Reflexiones al desnudo

Por Lully, cofundadora equinoXio… Bienvenidos todos a este reflejo de mi mundo real femenino

Películas que vuelven a mi mente


“Vistas las cosas en la cámara oscura del recuerdo, toman un relieve singular”.
(Théophile Gautier) 

Ayer, al recibir  el saludo mañanero  de mi novio, lamenté disponer sólo de un minuto  porque debía salir hacia la oficina para estar puntual.  ¡Qué casualidad y contradicción! Esa misma mañana  me había llamado mi ex novio,  quien trató de prolongar el saludo  (llevábamos meses sin ningún contacto),   e información, motivo de la llamada:  Charlie había fallecido.  Él fue un amigo mutuo, dueño de un estadero en las afueras de la ciudad (en el oriente de Antioquia, Colombia),  Cuyo sitio campestre y los bellos momentos vividos allí  volvieron  a mi memoria  con esta noticia. Fue uno de los lugares que frecuentábamos con cierta regularidad algunos fines de semana,  cuando paseábamos por ese sector.
 
Durante los 20 minutos que demora el trayecto hasta mi  oficina, en efecto, quedé inmersa en las imágenes  de esas tardes en que, en épocas de luna llena, solíamos  ver ocultarse el sol y recibir el anochecer,  dentro del auto que estacionábamos  al aire libre del lugar, para ser atendidos igual que otras parejas, en medio de la privacidad, por uno de los meseros. Dejábamos  las ventanillas abiertas  para permitir que entrara el aire acariciante y que junto con el canto de las luciérnagas formaran una orgía con nuestras expresiones intensas y arrebatadoras,  producto de las emociones que las mutuas  caricias ocasionaban en ambos.  Así mismo, ese entorno romántico era iluminado por las mismas luciérnagas que,  a veces se confundían con la  luminosidad de esa coqueta luna y con la señal de luces del carro cuando llamábamos a solicitar  el servicio de restaurante o bar.
 
Siempre que íbamos al estadero de Charlie, nos quedábamos en el carro  o nos sentábamos en el césped al lado de éste, cuando era muy temprano. Dialogábamos, reíamos, compartíamos caricias y besos pero no hacíamos el amor allí.  Una vez, me propuso bajarnos del auto y entrar a conocer el espacio nuevo que Charlie había creado en ese  exclusivo lugar, eran espacios con muebles amplios para parejas, muy privados cada uno. Se escuchaba buena música y el mesero sólo aparecía cuando oprimíamos un botón sin sonido aparente. Al llegar la noche se tornó completamente oscuro, apenas iluminado por unas velas románticas, que él fue apagando poco a poco… muy cerca se escuchaba el sonido del choque contra el piso a ritmo acelerado… zapateo,   sumado al movimiento de tapizados de cuero de mullidos muebles. Poco a poco se fueron entremezclando con mis gemidos  ahogados, sumados al ruido la fricción de nuestros cuerpos semidesnudos. Supe entonces a qué se debía el sonido del zapateo,  ahora era yo quien lo causaba,  aunque tratara de disimularlo, alcanzábamos la culminación de nuestras emociones.   Mi instinto reacciona al llegar a la oficina. Mi corazón ya no es suyo, mi vida ya tiene otro rumbo pero ya lo ven, esta  película real con mi ex  ha vuelto a mi mente.
 
Amables lectores, ¿Recuerdan con agrado los momentos románticos o pasionales  que compartieron con sus ex?
 
La foto fue bajada de aquí.
P.D.:   He decidido actualizar el  blogroll de mi página al desnudo:
1.  Por ello, los invito amables  lectores y amigos para que  revisen please,  si están  en la lista de enlaces .  
2.  De otro lado, si me tienes entre tus links,  me informas para ponerte entre los míos.
94 comentarios

Viaje a la luna


"(…) En la noche aúllo tu nombre ante la luna  (…)".

(Rafael Patiño)

Estaba en la zona de ropas de mi apartamento, apagué una lámpara y alcancé a ver una luz suave que entraba por el ventanal que da al patio. Al atravesar el  umbral, me reencontré con la luna que penetraba iluminándolo todo, llena, radiante. Miles de estrellas le acompañaban formando una orgía de fulgores que invadía los espacios aireados de mi  lugar, mientras la brisa pasaba sutilmente al interior. 

Pensé, es curioso,  los hombres con quienes he tenido una relación sentimental, en noches de luna llena se la han robado  para regalármela, cuando el romanticismo se ha apoderado de nosotros. Recordé una noche con mi ex novio en un lugar campestre, salimos de la cabaña, habíamos tomado vino como aperitivo para la cena, él se levantó del jardín donde estábamos sentados y frente a mí,  nos besamos, miré hacia la luna y una emoción electrizante se apoderó de mí, él me acarició la espalda con sus grandes manos varoniles, subió mi blusa, yo me quité el bra y agarrándome las gemelas se las brindé para que las besará. Yo, con la mirada hacia arriba me balanceaba de placer mientras sus dientes dejaban huellas sutiles en mis pezones, él me decía al pasar de un pezón a otro: "te  regalo esta luna y un día viajaremos a ella, allá hay un espacio para los dos",  ambos bebíamos de la luna y ella nos rozaba en esa inolvidable noche veraniega  entre suspiros….  

En ese momento con luna llena, sentí deseos de estar con mi novio, lo llamé y le dije: "La luna está hermosa, lo ilumina todo, quisiera que me la regalaras tú, ¿Por qué nunca me la has querido dar?", su respuesta fue sonora a mis sentidos y alcancé a emocionarme: "No te puedo regalar la luna porque mi luna eres tú".  Fue una respuesta acariciadora que originó que todo mi ser se iluminara y lo reflejara al dibujar una sonrisa en mi rostro y pensé, éste amor mío sí que sabe conquistarme con su elocuencia, una respuesta genial pero ante todo original. Esa noche dejé abiertas algunas cortinas de mi alcoba para que la luz de la luna se filtrara y abrazara mi cuerpo desnudo mientras me dormía absorta en mis pensamientos  en un posible viaje a la luna con mi actual amor. 

¿Ustedes, amables lectores se  han dejado envolver por  la luna?

Les tengo un regalo especial en “Al desnudo en mi balcón”, la sección de encuentros con bloggers de equinoXio. En esta oportunidad, el sexto Español que me acompaña y cuya personalidad es toda una seducción. Espero también sus comentarios en esta entrevista.
Foto: "Blood moon: marriage of stars de ximenatapia / Flickr – Liciencia CC-BY

Tags:

113 comentarios

Las siete maravillas del mundo interior

.

.

.

"Las cosas más bellas y mejores en el mundo, no pueden verse ni tocarse pero se sienten en el corazón".

Helen Adans Keller
 .

.

.

Las 7 maravillas del mundo antiguo las conocí a través de mi padre siendo muy niña. Hace poco, el 7 de julio de 2007, 90 millones de personas escogieron las 7 maravillas del mundo moderno: Gran Muralla China (China), Petra (Jordania), Cristo Redentor (Brasil), Machu Pichu  (Perú), Chichen Itzá  (México), Coliseo Romano (Italia) y Taj Mahal, (India). 

Muchas otras nos sorprenden a diario en ciencia, arte, arquitectura, tecnología y otras modernidades en las que la sociedad se hace protagonista por el consumismo que la envuelve. Pero el hombre se olvida de las mejores maravillas que tenemos en nuestro interior. Sí señores, hay quienes se pasan de un lugar a otro tratando de encontrar el placer absoluto en lo externo, desconociendo las 7 maravillas que tenemos y que nos hacen saber que la vida tiene un toque sublime, muy espiritual, que trasciende lo físico:

Sentir, es ir más allá de los sentimientos, es percibir sensaciones de contacto, es experimentar nuestras virtudes, advertir la esencia de los seres queridos,  tocar sin tocar. Es adentrarnos en la ultra sensibilidad de manera positiva pero a la vez en el sentido corporal, es ahogarse en los placeres del tacto, acariciar y disfrutar de cada roce, del viento, la brisa, el aire que rodea nuestra piel. Es mover las cuerdas del corazón y del cuerpo para delimitar hasta el último rincón de la sensualidad.

Observar, no quedarnos en un simple ver, ser detallistas, dejarnos seducir con una puesta de sol, con una luna llena, con mirar la llovizna, con ver la naturaleza toda y,  sobre todo, llegar  el alma de los demás con solo mirar sus ojos.

Oler. Extasiarnos al diferenciar los aromas que nos rodean y regocijarnos con ellos. Los aromas de los deliciosos alimentos, el olor de la hierba mojada, la fragancia  de un cuerpo recién bañado y aún húmedo… hmmm… mi olfato percibe el olor varonil de mi novio. Es inevitable, mi subconsciente me traiciona.

Escuchar. Desde el sonido del silencio, el murmullo del amanecer, el oleaje del mar, las hojas de los árboles meciéndose…porque la naturaleza en sí tiene su propio sonido; nuestra misma respiración, hasta el sonido de nuestra mente… y las notas musicales de un saxofón, un violín, un piano…y los susurros al oído de nuestro ser amado que poco a poco se adentran en nuestros sentidos auditivos,  para hacer vibrar de emoción nuestro espíritu y los poros de nuestro cuerpo y con ello levantar en nuestro interior jugosas resonancias.

Degustar los alimentos, un buen vino, y…  saborear nuestra  pareja gozándola lentamente… sorbo a sorbo. Poniendo a funcionar las miles de papilas gustativas que tenemos para empaparnos en el máximo deleite.

Sonreír desde nuestro interior es infinitamente gratificante y obra como elixir de la eterna juventud, es la alegría que se manifiesta desde nuestro interior, con una sonrisa en los labios para iluminar nuestros entornos. Es sonreírle a la vida con una actitud positiva que envuelva todas las células de nuestro cuerpo desnudo.

Amar todo cuanto nos rodea partiendo por nosotros mismos generando una autoestima súper óptima, que permita darnos a las cosas, a la naturaleza y, a nuestros hermanos, nuestros amigos… nuestra pareja.

En consecuencia, las siete maravillas del mundo que más me atraen están en nosotros mismos y  a eso le sumamos el saber reír con alegría y amar. Estos dos últimos, como la máxima expresión para estar en armonía. Sea esta mi invitación amigos lectores, a recrearse con nuestro propio ser. ¿Se arriesgan a vivir a plenitud estas 7 maravillas?

Les renuevo la invitación a mi sitio en la revista digital equinoXio, "Al desnudo en mi balcón", para que leen una entrevista que recién hice a un escritor español y blogger querido por muchos. Bienvenidos sus comentarios.

La foto fue bajada de aquí

Tags:

110 comentarios

Sensualidad cotidiana

"Ni la ausencia ni el tiempo son nada cuando se ama"

Louis Charles Alfred de Musset

La luz del amanecer invade mi alcoba, abro los ojos lentamente y estiro las piernas, que alcanzan a insinuarse sobre la sábana que me cubre con sutileza, hoy la sensualidad me acompaña, pienso, mientras paso mis manos por el cuello y las subo con somnolencia hasta sentir mis cabellos revueltos reposando en mi almohada, tengo que ir a la office, recuerdo. Luego me digo a mi misma entre suspiros mientras todo mi cuerpo hace curvas:   "me regalaré otros cinco minutos" … me balanceo extasiada, … ¡REACCIONO! miro el reloj, son las 06:30 a.m., doy un salto, me doy una ducha, siento el agua fría resbalar por todo mi cuerpo, salgo apresurada, escojo un vestido vaporoso para un clima  primaveral, recojo mis cabellos sin pasarles cepillo (no hay tiempo), me tomo un yogurt a la vez que miro mis correos internos, escojo mis zapatos rosa pero dejo el mismo bolso del día anterior, aunque sale con mi traje no son el juego de mis zapatos,no hay tiempo de intercambiar bolso, hago un maquillaje ligero y logro salir . Por fin llego a la officce.

Es extraño, a pesar de tener mucha actividad laboral encuentro espacios entre conversaciones telefónicas para estirarme y compenetrarme con mi propia sensualidad, en la tarde me quito mis tangas y dejo que la tela del vestido me roce mis partes íntimas. Es una sensación que hace rato no vivía. Siento deseos de tener sexo pero él no está en la ciudad, suspiro por su calorcito y, vuelvo y lo deseo una y otra vez, mi sexo palpita como para llamarlo y siento que se humedece. Es placentero sentirlo tan cerca estando en mi empleo y sin siquiera escuchar su voz, mi ser íntegro lo siente. ¿Me estaré volviendo ninfómana? Los anhelos por verlo, por besarlo, por rozar su piel son extremos. 

La tarde ha llegado a su fin y con la noche llega mi horario en el gimnasio, esto me calmará, creo. Las gotitas de sudor que resbalaban por mi cuello me hacen recordar el verdadero gimnasio en el cual él, mi novio, me ha sumido muchas veces… los movimientos rítmicos son acompañados por mi pensamiento en él… noches de pasión generosa vuelven a mi mente… ya es tarde, debo dormir, pero fue un día inolvidable, fui suya en pensamiento con la luz del sol y durante la noche, iluminada por una de las mejores lunas llenas que he presenciado… ¡Mañana será otro día!

La foto fue bajada de aquí

Los invito a mi sitio en la revista digital equinoXio, "Al desnudo en mi balcón", para que leen una entrevista que recién hice a un escritor español y blogger querido por muchos. Bienvenidos sus comentarios.

Tags:

115 comentarios

Sueño erótico al desnudo

.

Si es bueno vivir, todavía es mejor soñar, y lo mejor de todo, despertar”.

Antonio Machado


La luna llena penetra por el ventanal de mi alcoba, y alumbra nuestros cuerpos desnudos… De pronto me topo con sus ojos que lucen más claros con esa tenue luz de media noche. Su mirada me penetra, me abraza, me subyuga… Mis muslos se entrelazan con los suyos y escucho que me musita palabras suaves que me acarician, palabras que van subiendo de tono, mientras su respiración se hace más rápida, y su aliento se funde con mi boca…cubre mi cuello, ¡me estremezco!, tiemblo de excitación entre sus brazos, y hace que baje un oasis de cálida inundación entre mis piernas que presienten a su dueño.

Mi sequía está por terminar. Quiero echar a un lado mi convalecencia, quiero que recorra mi geografía, quiero sentirlo, palparlo, disfrutarlo… Su piel me quema como un sol ardiente, yo me dejo llevar, él aborda cada espacio mío, sus manos reclaman mis terrenos que él sabe suyos. Estiro una de mis piernas y la pongo a viajar soslayada sobre esos selváticos vellos de una de las suyas… él continúa a un ritmo suave, lento, pero profundo, al ritmo del sexo tántrico, despertando cada centímetro de mi piel, mientras yo exploro la suya que también se abandona entre mis dedos.

Suave pero firme, voltea mi cuerpo y siento su masculinidad que se desliza por entre mis dos relieves traseros, me contoneo, me muevo con sutileza para disfrutar paso a paso de esa prominencia, mientras percibo miradas furtivas, de las ventanas de un vecino edificio que invaden nuestra privacidad y eso me excita. Él quiere refugiarse muy adentro, me acorrala, ahora soy fiera sedienta, con la sensualidad que quiere devorarlo. Su voz profunda, casi un susurro, me conquista, me dice que soy suya, su palpitación es frenética, quiere perderse en mis adentros, yo anhelo esa posesión erótica, ¡ESTOY EROTIZADA!, nada nos detiene, un suave contoneo se transforma en torbellino a medida que pasan los minutos… deseo su néctar, deseo que brote, que me salpique, que se riegue dentro de mi, que me inunde… Doy vueltas y vueltas presa de excitación y de repente… ¡abro mis ojos!, la sábana yace en el piso, fue tan solo un sueño, él no está, siento un vacío…me cubro con la sábana, abrazo mi almohada y sonrío porque en alguna forma él estuvo acá conmigo.

Ustedes amigos lectores, ¿Recuerdan haber tenido sueños eróticos inconclusos?

Tags:

102 comentarios

Sexo sin condón al desnudo

.


"Solo existen dos cosas importantes en la vida. La primera es el sexo y la segunda no me acuerdo". (Woody Allen)

.
.
.
.

La cercanía de su aliento fresco susurrándome con voz acariciadora, muy varonil, me fue internando en forma vertical, paso a paso, hasta llegar a degustar con mis labios y con tierna pasión la prominencia de sus 18 cms. Él estaba derretido de placer mientras yo recorría con mi lengua su espléndida arma, la abrasaba con mis labios, la besaba, la frotaba contra mi rostro para al final permitirle invadir los rincones de mi boca, cuya garganta ardía de sed por su suave néctar…

La luz de la luna llena se filtraba para hacer juego con las sabanas blancas que habían resbalado del lecho de amor… yacían imperceptibles sobre el piso. Muy cerca se escuchaba el paso fino de una cabalgata nocturna. “Mi período menstrual comienza mañana y deseo todos tus fluidos dentro de mí”, le musité al oído. Estábamos en un estado de excitación suprema, mi sexo húmedo se le brindaba por completo… “penétrame, penétrame, cabalga sobre mí, entra, mi amor, no tardes más, así… así, todo…todooo, cabálgame, tómame, seré tu potra hasta más no poder…ahh!! Ohhh!! mmmm” (mis gritos, gemidos y nuestros jadeantes susurros se mezclaban con el sonido que producían esos ejemplares caballos). Su rostro revelaba el deseo por mi cuerpo. Sus manos tomaron mis caderas y con vigor me atrajo hacia él, haciéndome suya. Mientras me entregaba, sus palabras me estremecían de placer “Mía, completamente mía, así, mi hembra, mi dueña, me enloqueces, me fascinas, muévete, atrápamelo, succiónamelo, apriétalo dentro de ti, es tuyo, todo tuyo…”

El dragón, con su aliento de fuego y después de atravesar mis valles y montañas, llegó a su caverna del amor. Ésta se iluminó, ardió, hizo explosión en medio de una oleada de fuego… después…llegó la calma. …

Abro mis ojos, mi cuerpo está al descubierto y desnudo, el arrullo de los pájaros bajo el suave sol veraniego de la mañana me hacen saltar de la cama ¡Es viernes! Debo ir a mi office, hace dos días partió, pero aún mi rostro tiene una sonrisa a flor de piel, es el sabor a él, el que me dejó en esa noche inolvidable, ardiente, desbordante de sexo y amor. Lo llamo para saludarlo y su voz que acaricia me vuelve a excitar, me humedezco, lo deseo, me dice que está feliz, que quiere tenerme de nuevo entre sus brazos, yo le agradezco por ser tan puro, por ser mi pareja, por hacerme sentir segura, porque sé que soy la única, por eso le pido siempre que no use condón, sentir dentro de mi su piel saludable es un exquisito placer.

Es lindo y maravilloso poder disfrutar del pene desnudo de quien amamos, sin condón, sentir su lozanía al natural. Pero lo hacemos así porque somos una pareja estable que nos complementamos en un 100%, el uno con el otro, siempre… quisiera terminar mis días con él, así como se han visto unidas parejas como:

Sofìa Loren y Carlo Ponti (q.e.p.d.)
Celia Cruz y Pedro Knight (q.e.p.d.)
Paulette Pearson y Denzel Washington
Verónica Orozco y Rodrígo Triana
Angelina Jolie y Brad Pitt
Leticia Rocasolano y el Principe Felipe de España
Mary Donaldson y el Principe Federico de Dinamarca
Grace Kelly y el Principe Rainiero de Mónaco (q.e.p.d.)
Jennifer López y Marc Antony
Cecilia Bolocco y Carlos Menem

Para los que tengan varios amores, como Paris Hilton con todo Estados Unidos, quienes sean mujeriegos empedernidos o disfruten de aventuras, el uso del condón es indispensable porque las estadísticas de crecimiento del SIDA y las demás enfermedades infecto-contagiosas, son alarmantes. Yo, Lully, no tengo ese problema, y por eso puedo darme el lujo de incursionar en el hedonismo del sabor de Mi Amor. Y, a ustedes amigos lectores, ¿les gusta usar condón?

La imagen fue sacada de aquí.

P.D.1: Los invito a conocer mi nuevo invitado, un estupendo fotógrafo y blogger español Por favor hagan click aquí para entrar: AL DESNUDO EN MI BALCÓN, sección de entrevistas con bloggers en la revista digital equinoXio.

P.D.2: La revista equinoXio, de la cual soy socia fundadora, fue nominada como uno de los tres mejores portales periodísticos por el CPB, los premios más antiguos y prestigiosos del país. Por favor, hagan click acá y lean la reseña completa. Agradecemos sus comentarios.

9 comentarios

Desnudando mi edad

.
.
..
.

“Nunca se debe confiar en una mujer que le dice a uno su verdadera edad. Una mujer que dice eso… sería capaz de decir cualquier cosa”
(Oscar Wilde)


.
.
.

Hoy es el día de mi cumpleaños. Hoy estoy aproximándome a cumplir la edad que tanto anhelé desde que estaba adolescente, ¿por qué?… siempre me han encantado los hombres mayores de 40 años y la mayoría de mis novios lo fueron y a veces me sentía como la hija de alguno de ellos (este tema lo profundizaré después). Quería siempre adquirir conocimiento y extraerles la sapiencia y su mundo experimentado y enriquecedor. Adicionalmente anhelaba verme convertida en toda una dama con sabiduría, solvencia económica y equilibrada emocional y familiarmente; pero llena de mucha felicidad por el recorrido de una vida decorosa y envidiable, así como también, me imaginaba llegar físicamente muy linda y glamorosa.

Mantendré por ahora en secreto mi edad, no porque esté de acuerdo con el escritor inglés Oscar Wilde, pués difiero completamente de su apreciación al respecto (él vivió en una época diferente), sino porque es rico tener cierto misterio que podré ir “desnudando” poco a poco. Daré una pista… no son 28, no son 30 ni 35… ya pasé por esos otros años que también fueron maravillosos y más adelante en otro post lo contaré (lo prometo).

He vivido intensamente mi vida y como -pocas- personas puedo sentirme orgullosa de permanecer con estos lindos años… joven, esbelta y esplendorosa, tanto espiritual, física y mentalmente.

En mis últimos 35 años nunca me he privado de nada y he tenido el disfrute en todos los campos, rechazo lo que me ha de debilitar o llevar a pensamientos negativos. He aquí algunos de los secretos:

1. Espiritualmente.
“Amar a Dios sobre todas las cosas y al prójimo como a ti mismo”. Es una frase que he tenido como referente.
La meditación también tiene sus efectos positivos.
He apreciado la naturaleza y en ella e ido dejando que el sol me acaricie suavemente, que la hierva del prado roce y se mezcle con la planta de mis pies, me he dejado abrazar por la mirada profunda de una luna llena, he rodeado con mi cuerpo y hablado con los árboles, he dejado que el mar me envuelva totalmente y que sus olas me hagan excitar con su fuerza, dejándome penetrar por al arena de la playa y permitiendo que la brisa y el viento en las playas me rodeen cada centímetro de mi suave piel.

2. Físicamente.
Es obvio que ya no tenga la apariencia de niña que tenía a los 25 años pero es gratificante saber que tengo bien puestas unas lindas tetas naturales talla 34, que conservo la lozanía de una piel y unas piernas tonificadas, que tengo un clítoris fresco, un trasero tentador y que aún conservo unas curvas impactan por donde quiera que voy.
Soy disciplinada con algunos ejercicios y practico sobre todo el mejor ejercicio del planeta que es gratis: Caminar.
Como balanceado y refuerzo con vitaminas, gozando de cada bocado para darle gusto a las papilas gustativas y evitar comer exageraciones; siempre suelo quedar satisfecha no llena porque no soy un tanque ni mucho menos un barril.
La escritora Mireille Guiliano en su libro French Women Don´t Get Fat, dedica un capítulo a la importancia de tomar agua, incluyendo un vaso en ayunas y otro al acostarse, según ella el sueño deshidrata. (También duermo plácidamente entre 6 y 7 horas diarias).

3. Mentalmente.
Estoy muy atraída por los libros y siempre quiero estar enterándome inclusive a través de la internet.
Todo está en la mente. Actitud mental positiva.

Para terminar.

¡Ah! Y algo muy importante: siempre me he sentido amada y deseada y he estado felizmente enamorada (aunque de diferentes caballeros -no implica contacto físico con todos ellos- después ahondaré en esto).

En fin, pienso que el ayer murió; el mañana no ha nacido aún; no cuento sino con el HOY, no puedo traer el futuro al presente… por todo esto y lo anterior: ¡Qué lindo es cumplir años!

2 comentarios